Bienvenido, ‘Pedraza petit’

2017_07_29 Pedraza 01

Una persona no muere cuando deja de respirar sino cuando deja de ser recordada. Este es el encabezamiento que figura en la página web de la Escuela de Fútbol Ángel Pedraza donde, estos días, se celebra el VII Campus de Verano donde los valores y principios del exfutbolista se imparten a niños y niñas. El Real Mallorca ha fichado a Marc Pedraza, hijo del gran capitán. Quien nos lo hubiese dicho, Ángel, cuando teníamos esas largas charlas sobre la vida en los eternos viajes en Primera y Segunda División que, casi 30 años después, sería tu hijo al que entrevistaría y narraría sus jugadas con la camiseta rojilla.

El capi se quedó a un partido de los 300 con el Mallorca. Ahora el contador se vuelve a poner en marcha.

Valores

Del Pedraza de hoy no puedo opinar. No soy un estudioso del fútbol aunque siempre he tenido la curiosidad de seguirle la pista por los equipos en los que ha jugado. Él seguro que no se acuerda de mí. Era muy pequeño cuando esperaba a su padre, junto a su madre, en la esplanada de vestuarios del Lluís Sitjar. He leído a los entendidos que es un lujo para el equipo y, en especial, para el centro del campo. Pero, lo que es más importante, aportará los valores que su padre le inculcó de pequeñito. Es lo que tanto él como su hermana Ana hacen en la academia que lleva el nombre de su padre.

Pedraza dirigiendo un discurso a la afición en la presentación del equipo en el Lluís Sitjar. Foto: Diario de Mallorca.
Pedraza dirigiendo un discurso a la afición en la presentación del equipo en el Lluís Sitjar. Foto: Diario de Mallorca.

Serio, recto y sincero

Ángel Pedraza falleció de cáncer el día 8 de enero del 2011 tras haber ascendido al At. Baleares de Tolo Cursach a la Segunda División B. La propiedad blanquiazul, con Fernando Crespí al frente y conocedores de la enfermedad del míster, tomaron la decisión de no renovarle. Un feo gesto que después otras directivas han intentado reconducir con merecidos homenajes al bueno de Angelito. Porque era así como le llamábamos los que teníamos confianza con él. Pero siempre dejaba claro que no había que mezclar el fútbol con la amistad. Serio, recto y sincero. Así era el capitán en su trato con la prensa que, en aquellos tiempos, era diaria. Nunca decía que no a una entrevista pero tampoco nunca se callaba nada y, con exquisita educación, te decía lo que pensaba y te leía la cartilla si era necesario.

De padre a hijo

Espero que su hijo se parezca al padre. Al fútbol actual le hacen falta futbolistas con el perfil humano y profesional del exbarcelonista Pedraza. Ese jugador que en Sevilla falló en la tanda de penaltis ante el Steaua de Bucarest en la final de la Copa de Europa o que perdió otra final de Copa del Rey con el Mallorca, contra el At. de Madrid, en el minuto 111. Seguro que Pedraza padre se habrá llevado una tremenda alegría al ver que ese pequeñajo, que correteaba por el Sitjar, hoy vestirá la camiseta de su club. Igual que lo debe estar su madre. Una encantadora señora, siempre discreta, algo también poco habitual hoy en día. El capi se quedó a un partido de los 300 con la camiseta del Real Mallorca. Ahora el contador se vuelve a poner en marcha porque los partidos de Marc Pedraza también suman en la estadistica de su padre.

Bienvenido, ‘Pedraza petit’.

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*