Ha comenzado el baile

2018_06_18 Rodríguez Buenacasa

El RCD Mallorca 2018/19 ha arrancado con los dos primeros fichajes y el inicio de la camapaña de abonados. Hasta aquí todo sigue el protocolo tradicional de cualquier club por estas fechas. Ni el nombre ni el currículum de las nuevas incorporaciones deben tener ninguna influencia en las renovaciones de los socios de toda la vida. Este perfil de hincha incondicional no renueva ni deja de renovar por los fichajes, lo hace por sentimiento hacia el club juegue en la categoría que sea. La cifra de ocho mil carnets está asegurada. Veremos cuantos de los indignados por el descenso a Segunda B regresarán para ver a su equipo de vuelta al fútbol profesional.

Curioso triángulo que deja abierta las puertas a las especulaciones con el pago y cobro de comisiones.

Sin ilusión

Mucho dependerá de como Maheta Molango y Javi Recio gestionen la confección de la plantilla que debe ser renovada casi al completo para afrontar con garantías una de las seis primeras plazas de la clasificación. El mallorquinista que decida volver a Son Moix solo lo hará al final del verano después de valorar las nuevas incorporaciones. El discurso desde el club será clave para ello y, hoy por hoy, poco o nada ilusionante está siendo. El tope salarial es el único argumento para vender que no se podrá competir con los grandes clubes. Hasta ahora se ha fichado a Dani Rodríguez, ex del Albacete, además de al joven de 22 años Sergio Buenacasa que firmó catorce goles con el Barakaldo. No entraré a valorar las incorporaciones pero sí que me llama la atención la llegada del joven aragonés que viene a sustituir a Cedric, un hombre de la casa, como Rodado que algún día tendrá que subir al primer equipo ya que la Tercera se le ha quedado pequeña.

Tòfol Montiel pugnando un balón en un encuentro del DH frente al Nàstic. Foto: Fútbol Balear.
Tòfol Montiel pugnando un balón en un encuentro del DH frente al Nàstic. Foto: Fútbol Balear.

Caso Montiel

Sin duda la atención mediática de los futboleros está puesta en la Copa del Mundo de Rusia pero, a la gente del futbol de ca nostra, no le ha pasado por alto la venta del joven jugador Montiel (18 años) a la Fiorentina por la espectacular cifra de dos millones de euros. Así como tampoco a los mallorquinistas que ven otro posible caso Marco Asensio. La joya de Son Bibiloni, como muchos saben, es el hijo del entrañable Óscar Montiel exfutbolista rojillo en los 90 tras pasar por el Extremadura y el Albacete. Regresó al club hace unos años para trabajar en la cantera realizando tareas de coordinación bajo las órdenes de Carlos Sureda, ex director del fútbol base. Sureda se marchó para colaborar con la empresa del israelí Fali Ramadani, quien finalmente ha colocado al chico en el Calcio. Montiel padre se desvinculó del Mallorca hace apenas unos días antes de cerrarse la transacción. Curioso triángulo que deja abierta las puertas a las especulaciones con el pago y cobro de las legítimas comisiones del traspaso. Así funciona el fútbol: ha comenzado el baile.

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

1 comentario

Para la sala de maquinas recuperaría a Baba, o el negocio con el lo harán otros como pasó con Kasim, también traería al exrojillo Toni Moya, Simeone quiere que coja rodaje y nos garantizaría un centro del campo con porvenir y con Salva y Pedraza más que cubierto. Haría un esfuerzo económico con 3 mallorquines que pueden ser diferenciales en 2A; Dani Nieto delantero móvil y creativo, Juan Carlos portero con experiencia y porvenir, Bigas, su vuelta seria garantía de compromiso, lis experimentos mejor con la gaseosa.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *