Cúper, último faraón de Egipto

2016_11_25-cuper-01

Hablar de Héctor Cúper es hacerlo de un icono del mallorquinismo que vuelve a estar de actualidad al estar cerca de clasificar a Egipto para el próximo Mundial de Rusia en 2018. Un país con una historia increíble y unas raíces muy profundas, cuyo legado aún perdura en nuestros días, puede coronar al argentino como nuevo faraón si consigue clasificar al país del Nilo -casi tres décadas después- para una fase final de un Mundial desde su última presencia en Italia 1990. Sin embargo antes tendrán que centrarse en su competición continental. Los egipcios han sido campeones de la Copa de África hasta en siete ocasiones.

El argentino puede clasificar a Egipto para una fase final de un Mundial por primera vez desde Italia 1990.

Antes de Rusia, Gabón

Gabón albergará en enero la Copa de África. Egipto ha quedado encuadrada en el Grupo D junto a Ghana, Mali o Uganda. Será un nuevo reto para el argentino poder lograr la octava corona para el país de las Pirámides. ¿Os imagináis que consiga el doblete este año? En lo que respecta a la clasificación para la Copa del Mundo, los egipcios cuentan sus partidos por victorias en su grupo tras doblegar a Congo y Ghana. Un conjunto, el egipcio, liderado por el jugador de la Roma Mohammed Salah junto a otros que militan en las ligas británicas y en la nacional.

Entre el fútbol y una historia milenaria

Los aficionados egipcios llevan tiempo buscando poder celebrar una alegría. Su fútbol quedará marcado para siempre tras los terribles acontecimientos de 2012 cuando 74 personas fallecieron y 188 personas resultaron heridas durante un enfrentamiento entre las aficiones del Al Masri y el Al Ahly en Port Said. Este triste acontecimiento conmocionó al mundo del fútbol internacional hasta el punto de detenerse la competición liguera.

Cúper besando la bandera oficial del estado egipcio el día de su presentación.
Cúper besando la bandera oficial del estado egipcio el día de su presentación.

A todo ello hay que añadir que, en los últimos años, Egipto ha sido un país sacudido por la Primavera Árabe. A muchos nos viene a la memoria la imagen de las miles de personas congregadas en la Plaza Tahrir de El Cairo -2011- para reclamar cambios en el gobierno. Dimitió el entonces presidente Mubarak y Mohamed Mursi  se proclamó sucesor. Mursi era de tendencia islamista pero, las presiones del pueblo ante el cariz de la situación, hicieron que el Ejercito le depusiera en un golpe de Estado. El país del Nilo, a lo largo de su historia reciente, se ha convertido en fundamental para mantener el equilibrio internacional entre Oriente Medio y Occidente.

Fútbol entre pirámides

En Egipto destacan dos grandes clubes, ambos de El Cairo, que son el Zamalek y el Al Ahly. Este último cuenta con un impresionante palmarés al ser quien más títulos internacionales posee en el mundo por delante del FC Barcelona, Liverpool o Real Madrid. Son los faraones del fútbol egipcio y mundial.

Egipto y su legado han seducido a personajes de toda índole. Entre ellos al mallorquín Gabriel Alomar. Fue embajador de España en los años 30 del Siglo XX. Todos ellos se han fascinado por las majestuosas pirámides Guiza o la Esfinge, las ciudades Menfis o Luxor o soñar con entrar en la biblioteca de Alejandría bajo la luz del legendario faro. Hoy, muchos siglos después, un argentino idolatrado en Mallorca puede convertirse en el último Faraón de Egipto.

Sobre Juan Ramón Pons

Colaborando en Fútbol Balear siguiendo la actualidad y crónicas de los partidos del RCD Mallorca. Anteriormente director del digital Fútbol Mallorca y, actualmente, también opina en TTdeporte.

Deja un comentario

*