El perdón rojillo

2017_08_11 Molango 01

Debemos calificar la pretemporada del RCD Mallorca de sobresaliente en lo deportivo y social. El equipo ha ganado todos sus compromisos veraniegos. Incluso ante el Lugo, un equipo de Segunda, a domicilio. Javier Recio y Vicente Moreno han hecho un buen trabajo. El director deportivo en cuanto a planificación y el míster, por su parte, ha logrado que los futbolistas asuman su modelo de juego. El Mallorca 2017/18, a falta de pocos días para que arranque la competición, ya sabemos todos a lo que juega. También es cierto que no podemos olvidar el mérito de los futbolistas poniendo de su parte. Algo que, hacía mucho tiempo, que no sucedía. Hoy vemos implicación y profesionalidad en un grupo que tiene claro que su futuro profesional y su continuidad en un club como el Mallorca pasa por conseguir el ascenso a la LFP.

Molango rema como uno más en este Mallorca que ha empezado muy bien pero debe pulir algún detalle.

Ánimos relajados

En el aspecto social la afición ha perdonado y pasado página. La friolera de las siete mil renovaciones son la prueba del perdón rojillo a Maheta Molando. El consejero delegado, en una muy estudiada puesta en escena y medida aparición ante la aparición pública, logró reconquistar a los que hace dos años le compararon con un Bartomeu Beltrán populista e integrado. Molango ha vuelto a la primera línea pública. Poco a poco pero con las ideas muy claras y con un perfil mucho más bajo de lo que hizo al desembarcar. El suizo ha logrado que incluso algunos peñistas, muy críticos con su gestión, se hayan rendido a sus encantos hasta el extremo de ponerse a su disposición incondicional. Otros que también entregaron las armas son los miembros de la asociación de veteranos. Estos han pasado de ser extremadamente críticos y duros con el CEO a ser Julià Mir uno de los candidatos a presidenciable. El ejemplo más delatador del perdón fue la presencia de la presidenta de la Federación de Peñas, Rosa Planas, junto a miembros de su junta directiva en el cocktail de presentación de las nuevas equitaciones en las terrazas del Hotel Roc Illetes en un atardecer cinco estrellas gran lujo.

Molango departiendo con peñistas en la presentación de las equipaciones en Illestas. Foto: TTdeporte.com
Molango departiendo con peñistas en la presentación de las equipaciones en Illestas. Foto: TTdeporte.com

Sin presidente pero con sponsor

Al representante de la propiedad, el abogado suizo, incluso se le ha perdonado que, a día de hoy, Robert Sarver todavía no haya nombrado presidente. “No es un tema prioritario”, como dijo Molango al ser preguntado en cada acto en el que comparece en los últimos días. Es surrealista que el club no tenga a día de hoy un presidente aunque sea institucional. Una figura clave para poder representar a la entidad en cualquier evento oficial o con aficionados. Es un hecho histórico e inaudito en cien años de vida del club. Nunca el RCD Mallorca había vivido una situación de abandono protocolario como la que Molango mantiene en el club. ¿No será que es él el escogido por parte de la propiedad y considera que no es adecuado el momento de hacerlo público? O por otro lado, como me comentó alguien en Illetes, ¿no será que no hay nadie que quiera ostentar este cargo en Segunda B? Molango rema como uno más en este Mallorca 2017/18 que ha empezado muy bien pero debe pulir algún detalle. De momento ha logrado algo que no sucedió en Segunda, contar con un sponsor que pague.


Portada: Molango posa con los modelos en la presentación de las nuevas equipaciones (TTdeporte.com).

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*