Jaume Vallès: «La Segunda B es un cementerio de elefantes»

2017_04_18 Jaume Vallés 01

Jaume Vallès fue el presidente del CD Binissalem durante su etapa deportivamente más gloriosa. El club decano de las islas se convirtió en centenario en agosto de 2014. Dos años antes tocó su techo al enlazar su primer título nacional con la consecución del título de la Copa de la Real Federación Española de Fútbol -este 19 de abril se cumplen cinco años- ante el Lemona tras vencer 5-0 en Can Fetis y estar a punto de verse remontados cayendo 6-1 en tierras vascas. Además se redondeó esa temporada dorada logrando, meses después, un histórico ascenso a Segunda B en la eliminatoria final ante el Real Madrid C. Vallés regenta actualmente el concurrido bar de las instalaciones de la FFIB en Son Malferit. Establecimiento adyacente al campo de fútbol de la federación y que cuenta también con el At. Baleares como inquilino y donde juegan desde su primer equipo en Segunda B hasta las categorías base.

Tomeu Terrasa: Presidente, dia 19 de abril se cumplen ya cinco años…

Jaume Vallès: Hasta la fecha fue la página más histórica del club acompañada por el ascenso a Segunda B. Recuerdo el aguacero que cayó en la previa y, perdiendo 6-1, terminamos levantando la copa.

Fue una eliminatoria tremenda porque empezásteis venciendo 5-0 en la ida. ¿Os confiasteis?

Durante la semana traté de ser prudente en las entrevistas pero uno nunca puede imaginarse algo así. El día del partido comimos con Villar y, al ver el campo, le pregunté si se iba a jugar. Él me dijo que “en el País Vasco nunca se ha suspendido un partido por agua”. Y allí empecé a temblar.

Villar me dijo en Lemona que “en el País Vasco nunca se ha suspendido un partido por agua”.

¿Fue una encerrona?

A la media hora ya perdíamos 4-0 y, faltando quince minutos, íbamos perdiendo 6-1. Bendito el gol de Miquel Forteza que nos dio vida. Hoy que volvemos a hablar vuelvo a emocionarme. Se trabajó muchísimo porque veníamos de abajo con un gran grupo humano.

¿Qué fue lo primero que te sorprendió cuando entraste en la Segunda B?

Poder inscribir al equipo a nivel federativo, para un modesto como el Binissalem, fue muy complicado. Pero fue un premio a todo el esfuerzo del año anterior. Sabíamos donde íbamos. No eramos profesionales y nos encontramos con gente retirada de Primera y Segunda en un cementerio de elefantes.

¿Para el Mallorca será un shock muy fuerte un descenso?

Una entidad como esta vivirá un golpe muy duro en Segunda B. Irán a jugar a pueblos como Binissalem con vestuarios muy modestos. El Toledo llegó a Can Fetis y preguntaban donde estaba el estadio cuando vieron nuestro campo. Cuando viajábamos en Segunda B llenábamos el vuelo de Air Europa compartido con el filial del Mallorca y el At. Baleares.

2017_04_18 Jaume Vallés 02

Cuéntanos alguna anécdota…

El presidente del Alcoyano había estado con Florentino Pérez en la Copa. Me dijo “hace dos meses estaba en el palco del Bernabéu y ahora en un publo llamado Binissalem”. En cambio, cuando yo fuí a El Collao, me parecía un estadio cinco estrellas.

En Segunda B no hay comida de directivas, ¿no?

Las directivas comen con su expedición y de lo mismo. Puede tocar pasta, ensalada o un bocadillo si vuelves con prisas.

En Segunda B se entrena profesionalmente pero es complicado estar arriba jugando bien al fútbol.

A nivel de ingresos, ¿es rentable?

Una entidad como el Mallorca no tendrá las dificultades del Binissalem. En su momento teníamos que ir de rodillas a pedir patrocinios.

¿Cual es el perfil del futbolista de Segunda B?

Es un cementerio de elefantes que vienen del fútbol profesional, jóvenes que prometen llegar arriba y el perfil clásico de la categoría. Jugadores veteranos, fuertes y curtidos.

¿Va mucha gente a los estadios?

Por lo general, no. Lo normal es ver 150 o 200 personas. En Reus había unas mil personas, pero es una ciudad de cien mil habitantes. El Baleares también arrastra mucha gente en Son Malferit. El Binissalem iba con un Ferrari prestado que debíamos devolver a final de temporada. Tras is con un coche de este nivel, luego cuesta mucho.

Ojalá el Mallorca se salve y el Baleares logre subir a Segunda.

¿Competitivamente es un fútbol complicado?

Se entrena profesionalmente pero es complicado estar arriba jugando bien al fútbol. Hay que amoldarse. Aragonés cuando se fue al At. Madrid en Segunda hizo un equipo con jugadores de la categoría. Cuando regresó a Primera, lo cambió entero…

Una pena, ¿no?

El Mallorca siempre fue cordial conmigo cuando era presidente del Binissalem. Mientras hay vida, hay esperanza. Ojalá se salven y que el Baleares suba. Los balearicos me tratan muy bien aquí en Son Malferit.

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*