Killers sin gol

2017_11_08 Cristiano

A día de hoy la posición de delantero centro, aunque ha aumentado sus funciones participando del juego colectivo, se sigue asociando a la difícil tarea de materializar goles. De igual forma que cuando trabajo con porteros les hago entender que tienen que permitirse errores, aunque estos supongan goles en contra ya que no son perfectos, con los delanteros hay que tener ajustadas las expectativas en cuanto a su faceta goleadora y trabajar en la autoconfianza. Todos podemos ver la desesperación que viven partido a partido jugadores cómo Cristiano o Suárez en esta campaña dónde están anotando muy poco, algo que no cumple sus expectativas.

Ante la falta de acierto en ciertos delanteros siempre recomendaré aumentar el rango de control sobre las situaciones de gol.

Expectativas

He trabajado a nivel juvenil y senior con “hombres gol”. Cuando preparas mentalmente al futbolista, proponiéndole empezar a trabajar algún objetivo del rendimiento, ellos siempre hablan de “hacer tantos goles en tantos partidos”. Mientras tanto otros jugadores de campo te piden  atreverse en el uno contra uno o acertar en los pases de cambio de orientación, etc. Cuando tenemos objetivos deberíamos distinguir lo siguiente: no es lo mismo querer hacer algo, querer conseguirlo y querer que ocurra. Para un delantero podría ser: tirar de fuera del área a un lateral de la portería, meter goles de fuera del área y ser el máximo anotador de mi liga. El primero depende casi cien por cien del delantero, él tira y dirige el disparo. El segundo ya no porque los defensas y porteros intentarán evitarlo. El tercero es algo que se escapa del control del delantero. Por muchos goles que él anote puede haber otro jugador que meta más. Por lo que debo esperar que ocurra, sin tener expectativas demasiado ambiciosas.

2017_11_07 Suárez

Control

Ante la falta de acierto en ciertos jugadores de los que se espera que marquen, siempre recomendaré aumentar el rango de control sobre las situaciones de gol. Enfocando al futbolista en lo que tiene que hacer y no en lo que quiere conseguir o que ocurra. De tal forma que si esto es un problema a nivel colectivo, constatando que existen oportunidades suficientes por partido, no es un problema táctico. Podemos dar dichas consignas sobre qué hacer al conjunto de jugadores que, por la disposición táctica, puedan encontrarse en estas situaciones y, por supuesto, ensayar -permitir que fallen- en los entrenamientos. Con este dato lo que quiero hacer reflexionar es de lo importante que es el aspecto psicológico en el tema gol. Debería entrenarse más a nivel psicológico y disponer de psicólogo deportivo en los cuerpos técnicos para poder intervenir en estos temas vitales para un equipo o un jugador que busca rendimiento.

2016_07_10 Logo psicologo

Sobre Óscar Bueno

Psicólogo deportivo mallorquín y entrenador avanzado de fútbol. Trabaja con deportistas profesionales y amateur, jóvenes y veteranos de distintos deportes. Ha colaborado con el RCD Mallorca, BSA-Palma Air Europa o la Vilas Tennis Academy. Puedes encontrar más en www.oscarbueno.es

Deja un comentario

*