Köhlberg, presidente sin gancho

2018_10_09 Kohlberg

El presidente del RCD Mallorca, Andy Köhlberg, ha combinado el tenis con el fútbo durante su estancia en la isla. El estadounidense no puede esconder su gran pasión por el deporte de la raqueta. El extenista y socio de Robert Sarver se siente más agusto en el club de tenis que en el estadio. Allí se le ve más distendido y comunicativo con las leyendas de la raqueta que con los futbolistas. El tenis es su mundo. El fútbol, para él y sus socios, solo es un negocio del que nadie duda que le poné interés y, de momento, muchos dólares. Pero no hay implicación emocional.

Con la propiedad americana el Mallorca ha ganado target comercial pero se ha perdido posicionamiento fuera de mundo mallorquinista.

Secretismo

No es una crítica hacia la gestión del presidente. La cual es absolutamente desconocida para todos. Apenas le hemos visto en los palcos y en fotos distribuidas por el club en la ciudad deportiva. Pero sus movimiento, si los hay, se llevan con secretismo. Me cuentan algunos interlocutores que se han sentado con el Köhlberg presidente y negociador y difícilmente sus formas de actuar y pensar son compartidas. Es educado y esxquisito en la puesta en escena, pero con una mentalidad made in USA que no casa con nuestras formas de hacer la cosas. A Sarver y sus socios les cuesta entender que la enrevesada burocracia española, a pesar de proponer excelentes ideas y nuevos proyectos que en principio benefician a la comunidad, tenga un camino oficial lleno de papeleo y funcionariado.

Köhlberg, LeSaux y Molango en Son Bibiloni. Foto: RCDM.
Köhlberg, LeSaux y Molango en Son Bibiloni. Foto: RCDM.

De los nuestros

Mi fracasada idea de que el Mallorca y el Baleares no deberían estar presisidos por gente extranjera es compartida por muchos a medida que pasa el tiempo y algunos episodios. No soy el único que se ha dado cuenta que en Mallorca, como isleños y mediterráneos, es más fácil entenderse con instituciones y gente de fútbol mediante un interlocutor de aquí porque hablamos el mismo idioma. No me refiero solamente a la lengua sino a la forma de expresarnos, talante y manera de pensar. Es verdad que el aficionado, abonado y entorno les preocupan poco a día de hoy. Pero sí debemos reconocer que la conexión del presidente con la calle no existe.

Perfiles

Otra cuesitón es el excelente trabajo que desde comunicación se hace a través de las redes sociales interactuando con casi trescientos mil seguidores solamente en Twitter. Un hecho que es digno de elogio después de años de tener las puertas cerradas con los futbolistas. Hoy es todo lo contrario, el mensaje del vestuario llega con facilidad al seguidor, algo que agradecen. Solamente queda la duda si, con otro perfil de presidente, se volvería a ser un club más popular y cercano en lo social. El Mallorca falla en esta área. Hoy, al margen de su importante masa social, me da la impresión que ha ganado en el target comercial y se ha perdido posicionamiento fuera de mundo mallorquinista. Una pena que el papel de la fundación vaya por otro camino.


Portada: Köhlberg con su raquetero durante la disputa de la Legends Cup en Palma (TTdeporte).

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *