Lágrimas tardías

2017_04_17 Lagrimas mallorquinistas 01

El taxista que me llevó de La Romareda al hotel, el conserje de noche y sus compañeros de recepción tenían todos la misma cara de compasión e incredulidad a la hora de liquidar la cuenta: “Que pena que el Mallorca haya bajado”. Sin darme tiempo a responder, preguntaron todos por el culpable. La respuesta es fácil, los futbolistas. No hay otros. Como son malos, jueguen los que jueguen, son los que han dinamitado un club con una gran historia. Ya podría entrenarles el mejor técnico del mundo que serían igual de malos. Son gente muy limitada técnicamente y, lo que es peor, sin los mínimos valores ni sentimientos hacia un escudo y afición. Se resume en lo que la grada les cantó de “jugadores mercenarios”. Su falta de entrega, intensidad e implicación fue escandalosa en La Romareda el domingo 16 de abril de 2017.

Mejor que los americanos dejen para agosto su visita a la isla con el Ciutat de Palma contra el At. Baleares

En el 92 bajamos con la cabeza alta

Nada tiene que ver con los que vi descender el 7 de junio de 1992 con Serra Ferrer en el banquillo y mi añorado y querido presidente Miquel Dalmau. Mismo hotel y estadio pero futbolistas con pundonor y corazón. Fue una mala campaña pero nadie llamó mercenarios a los Stelea, Zaki o Pedraza. Ángel seguro que estará viendo este esperpento desde el cielo. También Estaban Fradera, el gran Serer, Chichi, Stosic, Alvarito Cervera o Milojevic además de unos jóvenes Gálvez y Molondro. Todos ellos, gente de fútbol, con honor y profesionales serios vinculados todavía a este deporte de élite.

2017_04_17 Lagrimas mallorquinistas 02

Sin compromiso

Es cierto que Molango se ha equivocado. Posiblemente ha pagado la novatada de dirigir un club y equipo profesional pensando que los futbolistas de hoy son como mínimo gente comprometida. Pero en lo único que lo están es con su cuenta corriente, restaurantes de lujo y coches de alta gama. Están en su derecho, solo faltaría, de vivir la vida como les plazca. Pero también hay que cumplir con los contratos que se firman. La mayoría han engañado a los que, de buena fe, se lo pusieron sobre la mesa. A los futbolistas no les preocupa que en su currículum figure un descenso a Segunda B. El 6 de junio harán las maletas y “si te he visto, no me acuerdo”.

Sergi, llantos y Sarver

Del entrenador, poco que decir. Un ejemplo más de como se mueve este negocio. Lo importante que es estar en la llamada rueda de los banquillos. El ejemplo lo encontramos en Sergi Barjuán. El cual prefiere dirigir a un equipo que solo ha sido capaz de ganar 6 partidos en 34 jornadas. A él tampoco le importa que en su hoja de servicios figure otro descenso. De no ser así no hubiese aceptado. Aquí los únicos que ya lloran, y mucho más que lo harán, son los aficionados. Pero ya es demasiado tarde. Una pena que no se intentase ponerle remedio antes cuando se veían los claros síntomas de la crisis. Por cierto, los americanos anunciaron que vendrán a la isla en breve. Casi mejor que lo dejen para agosto con el Ciutat de Palma contra el At. Baleares. ¡Un partidazo!


Fotos: GOL.

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

1 comentario

ESTA CLARO, PERO YO COMO ULTIMO RECURSO ME LA JUGARIA LOS ULTIMOS PARTIDOS CON GENTE DEL FILIAL ,ESTA CLARO QUE LOS QUE ESTAN HAN JUGADO TODOS, TODOS HAN TENIDO SUS OPORTUNIDADES Y NADA HA MEJORADO COMO YA ESTAMOS DESCENDIDOS YO PROBARIA CON LOS CEDRIC Y DEMAS LO QUE ESTA CLARO ES QUE PEOR YA NO IRA

Deja un comentario

*