Líder contra viento y marea

2017_12_11 Urbia Palma 03

Ya sabíamos que, en el voleibol mallorquín, había vida más allá del bueno de Damià Seguí. Lo que nos está demostrando el Urbia Voley Palma es que, a pesar de que caminen sobre el alambre económico, también pueden liderar la competición nacional como antaño el gran Son Amar, Pòrtol o, hasta la temporada pasada; el Can Ventura. Entre los tres proyectos atesoran once títulos de Superliga, los mismos que Unicaja Almería en toda su historia. Un palmarés insular difícilmente comparable en un deporte colectivo en la élite nacional e internacional. Ello por no hablar de los nueve títulos de Copa del Rey y otras cuatro de Supercopa.

Lo tienen todo para, cuando pase el temporal, crecer y caminar con los pies en el suelo por la senda del éxito.

Supervivencia

La salud de Seguí impidió que siga involucrado en el proyecto que levantó desde abajo para que, en su primera temporada en la élite, lograra un histórico doblete. Su ausencia hizo peligrar la viabilidad de un club que quiso seguir regentando su director técnico y entrenador Marcos Dreyer. A duras penas y con mucho sufrimiento lograron salir a competir y ahora, con la polémica de las subvenciones, tratan de seguir compitiendo y rindiendo al máximo nivel sin que les afecte la incertidumbre. Diez victorias en diez jornadas justifican que se le dediquen estas líneas a este gran club de humilde estructura.

Piña de los jugadores del Urbia Palma en Son Moix. Foto: UVP.
Piña de los jugadores del Urbia Palma en Son Moix. Foto: UVP.

Compromiso

Dreyer entrena, ficha y es la imagen pública del club ante las instituciones. Además coloca y recoge él mismo la publicidad estática de Son Moix para los partidos junto a su inseparable segundo entrenador Carlos Bibiloni. En el staff también está un histórico y legendario doctor Teo Cabanes. Quien, junto al fisioterapeuta Lluís García, son uno más en la piña del banquillo y en los tiempos muertos participando en la arenga cuando las cosas no salen como se espera. De la comunicación y redes sociales se encarga Carla García. Quien, además, los días de partido se multiplica realizando las tareas de speaker en Son Moix. El vestuario es una familia que, de no estar bien avenida y con el máximo compromiso, vería imposible poder obtener estos resultados con el alto coste que supone tanto sacrificio.

Normalidad

Pero por suerte no caminan solos. El Palau registra un media de un millar de espectadores por jornada. Una cifra que puede llegar a doblarse en los partidos importantes de la fase regular y, como la pasada campaña, en los PlayOff. El mérito del Urbia Voley Palma no solamente es sobrevivir y mantenerse firme ante el oleaje. El mérito es seguir mandando en la competición desde la absoluta normalidad y la máxima humildad. Lo tienen todo para, cuando pase el temporal, seguir creciendo mientras caminan con los pies en el suelo por la senda del éxito. No se les puede exigir más.


Portada: Zóio, Macarro y Hister bloqueando un remate ante el Voley Teruel (UVP).

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *