Lo que esconde la ausencia de Molango

Moreno, Molango y Recio estrechan manos durante la presentación del técnico valenciano en Son Moix. Foto: TTdeporte.com.

Recio y Moreno con Pedraza

Si hubo una cosa que llamó la atención durante la primera presentación oficial del verano fue la nueva puesta en escena que quiso ofrecer el club. Maheta Molango no apareció y Javier Recio asumió todo el protagonismo en la sala de prensa para explicar el fichaje de Marc Pedraza. Vicente Moreno aguardó la comparecencia en una discreta segunda línea, pero después posó ante los medios gráficos junto al nuevo futbolista y el director deportivo. De esta manera, Molango asume un nuevo rol en la entidad. Más discreto. Menos omnipresente. Aunque todas las operaciones siguen contando con su supervisión, envía un claro mensaje a la opinión pública: ahora la dirección deportiva y el entrenador son los máximos responsables de la planificación, algo que no estaba nada claro desde que aterrizó en Mallorca.

Ahora la dirección deportiva y el entrenador son los máximos responsables de la planificación.

Buena sintonía

El Mallorca ha variado ligeramente el rumbo de su dirección deportiva. Siguen nombres como Gabi Vidal y se ha despachado a otros que llevaban mucho tiempo en el club. Se ha reducido el área de ojeadores para ajustarse a la nueva realidad. Sin embargo, el gran cambio se ha producido en la reordenación de perfiles. Este año será difícil escuchar al entrenador contradecir al consejero delegado. Molango sigue muy de cerca el día a día del equipo, pero ahora lo hace desde un segundo plano. Javier Recio ha ganado galones y Vicente Moreno tiene un papel preponderante en la confección de la plantilla. El director deportivo habla de “buena sintonía” con el míster, una relación de confianza que jamás existió, por ejemplo, con Fernando Vázquez. El Mallorca ha puesto en marcha una metodología de trabajo diferente, sabedores de que mantener la fórmula anterior era un fracaso asegurado.

Recio y Abdón en Artá firmando el contrato de su retorno al club. Foto: RCDM.
Recio y Abdón en Artá firmando el contrato de su retorno al club. Foto: RCDM.

Modelo de club

En los últimos años el Mallorca ha tenido distintos modelos de club y ninguno ha acabado de cuajar. Hay que remontarse a la época en la que Nando Pons ejercía el mando en el área deportiva para encontrar un balance positivo. Grande, Pons y Manzano dieron con una fórmula de éxito, aunque no pensaron demasiado en el futuro. Construyeron un club poco sostenible, pero el equipo funcionaba como un reloj en el terreno deportivo. Con Serra Ferrer llegó un hombre de fútbol para mandar y gestionar, pero el de Sa Pobla se perdió en mil batallas que acabaron diluyendo un proyecto demasiado personalista. Claassen comandó la transición hacia los americanos agarrado a la figura de Miquel Àngel Nadal, quien gestionó como pudo la necesidad germana no sin tener que tragar con un buen puñado de sapos. Molango llegó demasiado sólo, sin supervisión ni asesoramiento. Hoy el club sigue buscando su modelo o, dicho de otro modo, intentando construir una ecuación ganadora que le devuelva a tiempos mejores.


Portada: Molango, Recio y Moreno estrechan manos el día de la presentación del valenciano (TTdeporte.com).

Sobre Josep Verger

Periodista. Trabaja en la redacción de deportes de IB3 Televisió desde hace 10 años. Actualmente forma parte de la plantilla de redactores del Informatiu d'Esports.

Deja un comentario

*