El Mallorca entierra a otro mito

2016_12_06-olaizola-03

En una de sus últimas conferencias Maheta Molango reconocía sentirse “frustrado” y mostraba sorpresa por cómo le están funcionando las cosas en su aventura futbolera en Mallorca. Aquel día, el consejero delegado se presentó ante el auditorio como un triunfador acostumbrado al éxito profesional. Sin embargo, como persona inteligente, debería saber que el fútbol es otra cosa. No todo el mundo sirve para esto. Con la destitución de Javier Olaizola y la llegada de Sergi Barjuan, el abogado suizo se apunta un nuevo fracaso en su currículum balompédico y entierra a un mito del mallorquinismo.

La elección de Olaizola fue un canto al cholismo, una operación de mercadotecnia sin fundamento deportivo.

Sin norte

Lo primero que llama la atención es la demora acumulada hasta que se ha hecho efectivo el relevo. Han tenido que pasar cinco largos días para oficializar una decisión que estaba cantada y éste es un síntoma revelador: el miedo se ha apoderado de los dirigentes del club que desconfían ya hasta de su propio juicio. Se apostó por Javier Olaizola por su carácter y conocimiento del entorno. Creyeron que con el “Vasco” se impondría una tregua pero no calibraron que la reacción en caso de fracaso apuntaría al palco y no al banquillo. La realidad es que la elección de Olaizola fue un canto al cholismo, una suerte de operación de mercadotecnia sin fundamento deportivo.

2016_12_06-olaizola-02

De Olaizola a Sergi

El técnico donostiarra mantuvo desde el primer día una difícil relación con algunos jugadores de peso de la plantilla y, para colmo, tuvo que aguantar la incapacidad gestora de sus superiores. Sus estadísticas pueden conducir al Mallorca a Segunda División B y, aun así, se marcha siendo más víctima que verdugo. Se va porque sus números eran insostenibles pero el fracaso hay que apuntárselo a otro: el mismo que ha elegido a Sergi Barjuan. El catalán es el candidato para intentar obrar el milagro. Tendrá poco tiempo y una desventaja importante. El ex jugador del Barcelona ha dado el sí y su valentía es remarcable aunque tiene coartada. Si el Mallorca se salva, Sergi será un héroe. En cambio, si el equipo perece podrá decir que el enfermo ya estaba muerto.


Foto portada: Fútbol Balear.

Sobre Josep Verger

Periodista. Trabaja en la redacción de deportes de IB3 Televisió desde hace 10 años. Actualmente forma parte de la plantilla de redactores del Informatiu d'Esports.

Deja un comentario

*