El máster de Maheta Molango

2016_09_30-molango-02

Baja la popularidad

Maheta Molango celebra su primer año como hombre fuerte de Robert Sarver en el Real Mallorca con el índice de popularidad más bajo. Jamás desde que llegó a la isla ha estado tan cuestionado por público y crítica. Llama la atención este contraste tan pronunciado cuando el barómetro que mide su imagen alcanzó el máximo esplendor nada más llegar. Fue poner un pie en la sala de prensa de Son Moix y encandilar a una parte muy importante de la afición.

Llegó con un discurso ágil, directo y un puñado de fichajes a golpe de talonario para renacer la ilusión.

El abogado suizo fue abrazado como el nuevo salvador del mallorquinismo, circunstancia que ahora suena cuanto menos exagerada e inconsciente por parte de aquellos que lo hicieron. Bastaron un discurso ágil y directo y un puñado de fichajes a golpe de talonario para hacer renacer la ilusión de una masa social muy golpeada por el pasado inmediato. Sin embargo, los resultados deportivos del primer equipo demuestran que, a pesar de la retórica, Maheta Molango no ha conseguido cambiar el rumbo de una institución que camina peligrosamente sobre un campo de minas.

Mandan los futbolistas

La realidad también nos enseña que los que marcan de manera temeraria el rumbo del club son los futbolistas. Estos jugadores son también los que a día de hoy tienen la sartén por el mango. Y a esa fea y difícil realidad se enfrenta el CEO en su primera temporada completa al frente de la nave. Dijo un día Molango que a Mallorca no se venía a jugar al golf. Pues bien, hay algunos futbolistas que no han entendido el mensaje.

Grandes credenciales

Hombre con un currículum auténticamente brillante, políglota, elegante y dinámico. Dicen de él los que le tienen cerca que su capacidad de trabajo no tiene límite. Antes de que amanezca algunos de sus colaboradores ya tienen en su correo las peticiones del día. El consejero delegado descansa poco. Su trabajo, aun así, de momento, no da resultado. Maheta es una persona observadora. Él estuvo cerca de Simeone aunque no formaba parte de su círculo de confianza. Molango ha creado su propio equipo de trabajo, como el técnico argentino en el Calderón que es quien manda en el Atlético de Madrid.

Tiempo y resultados

El CEO necesita tiempo para llevar a cabo su plan pero también para rodearse de las personas adecuadas. Es necesario que sus ideas empiecen a obtener resultados. Por ejemplo, nadie tiene aún demasiadas noticias del departamento de scouting, presentado ahora hace un año. El que no tiene margen es el primer equipo. Hay una vuelta para salvar la situación. Maheta Molango está realizando un máster particular sobre cómo gestionar un club de fútbol. No es lo mismo formar parte de un gran engranaje como es el Atlético de Madrid que llegar a un club en apuros como el Mallorca. Quizá Robert Sarver no calibró el riesgo de entregar un juguete de estas dimensiones a una sola persona.

Sobre Josep Verger

Periodista. Trabaja en la redacción de deportes de IB3 Televisió desde hace 10 años. Actualmente forma parte de la plantilla de redactores del Informatiu d'Esports.

Deja un comentario

*