Moreno no es Lopetegui

Molango y Moreno conversan distendidamente en Son Sant Joan. Foto: TTdeporte.com.

A Vicente Moreno, si finalmente decide marcharse para dirigir a otro equipo la próxima temporada, no podremos criticarle el hecho de no avisar que podía ocurrir. Así lo hizo el entrenador del RCD Mallorca el día después del ascenso en Radio MARCA Baleares con la frase “el fútbol da muchas vueltas”. Así es. Y, si no, que se lo pregunten al presidente de la RFEF al que Lopetegui ha dejado en fuera de juego ante el planeta fútbol. El exseleccionador ha sido un barrut -como decimos en buen mallorquín- además de un tipo sin escrúpulos ni valores. Un maleducado que no respeta contratos que, aunque pagando se pueden rescindir, nunca puede romper de esta manera apuñalando por la espalda a quien hace tres se abrazaba el día de la renovación y subida de sueldo.

Tras ver lo de Zidane y Lopetegui hay que agradecer a Moreno que se cure en salud y sea previsor.

El as de Moreno

Moreno no podrá recibir el mínimo reproche ni crítica si rescinde su contrato. El míster ya no quiso, y si lo hizo fue por algo, no quedar mal ante la opinión pública y en especial a la afición mallorquinista que siente devoción y admiración por él como persona y profesional. El valenciano es inteligente y no deja nada a la improvisación. Todos los que trabajan con él lo dicen. Prepraró el escenario para que nadie le pueda tildar de traidor o pesetero. Quien avisa no es traidor como lo ha sido Lopetegui con España. Tras el caso del seleccionador, el fútbol profesional ha tocado fondo. De deporte le queda poco, apenas los 90 minutos y los excéntricos futbolistas que se comportan de forma rara o poco común por lo que llaman la atención. En cuanto a entrenadores, lo hay que abandonan y dejan tirados a sus clubes, tenemos el penúltimo caso con Zidane en el Madrid. Los dos lo han hecho sin previo aviso además de nocturnidad y alevosía. No quiero olvidarme de los dirigentes sin escrúpulos que solamente piensan y actúan como empresarios guiados por las cuentas de resultados económicos sin ningún sentimiento hacia la institución que han comprado. Como si de un negocio más se tratase.

Lago y Moreno se abrazan tras el tanto del marfileño. Foto: RCDM.
Lago y Moreno se abrazan tras el tanto del marfileño. Foto: RCDM.

Indultado

Para los que ya tenemos una edad nos resulta difícil entender muchas de las cosas que se dicen o suceden en el fútbol actual. Pero es lo que hay: o lo tomas o lo dejas. Los únicos que podrían levantarse en armas ante este penoso espectáculo que ofrece el fútbol de élite son los aficionados, hinchas y abonados. Pero son muy pocos los que lo llevan a cabo. El Mallorca es un claro ejemplo de despropósitos hasta el punto de acabar jugando en Segunda B y recibir también el perdón de una afición antes incluso de conseguir el ascenso. Lo mismo ocurrirá con Lopetegui hoy odiado pero perdonado ya por el madridismo al ser su entrenador. Al presenciar lo ocurrido con el galo y el vasco, el tiempo y los acontecimientos me obligan a cambiar de opinión sobre el aviso de Moreno. Mantengo que se curó en salud pero, visto lo visto, también previsor por lo que pueda pasar. Hay que agradecérselo.


Portada: Molango y Moreno conversan distendidamente en Son Sant Joan (TTdeporte.com).

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *