Moreno pide respeto

Vicente Moreno durante su entrevista en Radio MARCA llevada a cabo en Audi Center Palma. Foto: TTdeporte.com.

Vicente Moreno está molesto con el entorno. No se siente valorado por un amplio sector de la prensa ni por una grada inquieta. El técnico está consiguiendo unos registros espectaculares en una categoría muy exigente y con un equipo que lleva líder desde la quinta jornada. Es cierto que el equipo hace tiempo que no ofrece un fútbol vistoso, espectacular ni avasalla a los rivales más débiles. Pero es el mejor líder al que todos temen.

Moreno no se siente valorado por un amplio sector de la prensa ni por una grada inquieta.

Máxima exigencia

El entrenador del RCD Mallorca sabía, desde el mismo día que fichó, que la exigencia sería máxima y que solamente vale el ascenso. Es por ello que se muestra irritado en momentos puntuales al ver que su hoja de servicio, tras 29 jornadas, es cuestionada tras una marcha inmaculada. En las categorías amateurs es imposible tener por obligación jugar bien al fútbol. En estas ligas secundarias lo único que importa es ganar y salir del pozo lo antes posible. Este es el objetivo del valenciano y su staff. Ellos son los primeros que están viviendo un calvario mientras trabajan muy duro para mantenerse arriba y con un importante colchón con sus perseguidores para afrontar contingencias imprevistas.

Vicente Moreno con semblante serio entrando en el campo de La Almozara. Foto: TTdeporte.com.
Vicente Moreno con semblante serio entrando en el campo de La Almozara. Foto: TTdeporte.com.

Poco valorado

La Segunda B es una categoría infame y eso es algo desconocido para la gran masa social del equipo. No resulta nada fácil preparar los partidos. Hay poca información de los rivales, debes jugar en campos de Tercera o Regional o viajes incómodos por no hablar de tener que enfrentarte a equipos plagados de veteranos que, el hecho de jugar al fútbol, no está en su ideario. Su único objetivo es sobrevivir en un fútbol olvidado y mediocre. No le resulta fácil a Moreno mantener a una plantilla de calidad metida durante todo el campeonato. Es cierto que los futbolistas están colaborando con una actitud profesional e intachable. Algo de agradecer en los tiempos actuales. El técnico también cree que su trabajo, a día de hoy, está poco valorado y ello le lleva a levantar la voz en alguna ocasión en la sala de prensa.

Implicación

Moreno lo ha reconocido en alguna ocasión que es un enfermo de su trabajo. El último ejemplo que confirma su implicación lo pude presenciar después del empate en Villarreal. El entrenador reunió en el aeropuerto de Manisses a su equipo de colaboradores para analizar el partido. Se instaló primero solo en una mesa de la cafetería de la sala de embarque de vuelos regionales durante la espera para regresar a la isla. El primero en pasar por la improvisada oficina fue su segundo, Pendín. Después lo hizo el resto. Con sus gestos parecía pedir explicaciones y opinión de situaciones concretas del partido. La imagen del equipo de técnicos a las nueve de la noche, después de un largo día, no deja dudas sobre la implicación de este grupo de profesionales con el exitoso proyecto de Molango y Recio. Se podrá granar o perder, jugar mejor o peor, pero las ganas y la ilusión no les falta. Algo que debe valorarse.


Portada: Morneo durante su entrevista en Radio MARCA llevada a cabo en Audi Center Palma (TTdeporte.com).

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *