Otro ridículo más

2016_12_19-mallorca-01

No creen

Rídiculo absoluto del Mallorca en Soria. Estos futbolistas no creen en Olaizola porque, si lo hicieran mínimamente, no faltaría actitud. Luego se puede perder o empatar, pero estoy convencido que los jugadores no se lo creen. Cuando sucede eso, el resultado es que el que vimos. Por mucho que se intente implantar una revolución anímica y moral, cada vez se les ve peor. De efecto Olaizola nada y creo que, en estos días que vienen de vacaciones, la propiedad debe hacer un pensamiento serio. Se equivocaron poniendo al vasco de entrenador y se pasará muy mal.

De efecto Olaizola, nada. Los futbolistas no creen en Olaizola.

No interpretan

Inicialmente todos teníamos dudas del segundo once y dibujo táctico de Olaizola. Ha salido de inicio con un 4-4-2 -con ciertos matices- que el Mallorca no supo afrontar tácticamente. Como por ejemplo un Rodríguez muy cerca de la defensa y un Domínguez desaparecido en la salida de balón. Con ese sistema Culio no puede ser un futbolista de banda izquierda. Tiene que jugar por delante de la línea de medios al ser el único con capacidad de pase o disparo creando peligro. Destacar la entrada de Pleguezuelo por Company. Tenía una buena prueba de fuego en un estadio inexpugnable para los locales. Otra novedad fue la dupla atacante Brandon-Lekic.

No espabilan

La expectativa era saber si el efecto Olaizola serviría de algo. Pero el Mallorca salió dormido, sin espíritu ni alma, con mucha distancia entre los jugadores y sobre todo una falta de actitud indigna de una profesional del fútbol. El Numancia pasó por encima del Mallorca hasta que llegó el primer gol local. A partir de ahí se vio a un equipo sin alma. Pese a todo llegó el empate -en posición ilegal- pero ello no supuso un cambio de actitud mallorquinista viniéndose arriba.

No reaccionan

El Mallorca siguió sin apretar, ausente durante el partido y llegó el segundo gol al filo del descanso. Tras señalar el descanso, es injustificable la expulsión de Brandon por doble amonestación -ambas por protesta reiterada- demostrando que los futbolistas están desquiciados. La segunda mitad ha sido una tortura viendo a un equipo con los brazos caídos y sin corazón. El 3-1 se quedó corto con un Lekic nefasto y un equipo sin capacidad de reacción.

Sobre Jordi Borrell

Ex futbolista del Mallorca B y Constancia. En el filial coincidió con Pep Lluís Martí, Miki Garro o Raúl Pareja. Ex miembro de la secretaría técnica del fútbol base del RCD Mallorca durante diez años.

Deja un comentario

*