El precio del ascenso

Ingo Volckmann celebrando el título de Copa RFEF en 2016. Foto: ATB.

La plantilla del At. Baleares se repartirá casi un millón de euros en caso de ascender. Ese es el prmeio que el propietario alemán ofrecerá a su plantilla en caso de lograr el ansiado objetivo. Esa información fue publicada por Mallorcaesports.es apuntando a 40.000€ por miembro de la primera plantilla. Traducido a pesetas, a Volckmann le va a costar más de 150 millones de la antigua divisa volver a Segunda A. El millonario germano no ha desmentido estas cifras. Por lo tanto podemos oficializarlas y, como consecuencia, seguro que la Agencia Tributaria también.

Ser ostentoso y prepotente es de señores del fútbol. No va con los que nos educamos en otra época.

Gente de fútbol

No le conozco y es público que sus métodos no están en mi línea y tampoco son de mi escuela. Me refiero a la de Petro, Contestí, Dalmau, Barceló, Asensio, Alemany, Serra Ferrer, Molango e incluso Crespí en su primera época. He tenido trifulcas con todos pero su estilo ha sido el que me ha marcado. Son gente de fútbol, valores y códigos. Han sido auténticos gestores de un club de fútbol profesional. Ellos han sido mi referente. De cada uno he sacado lo que yo he creído que eran las mejores ideas para gobernar una empresa SAD.

2016_07_16 Volckman
Volckmann celebrando con la plantilla el título de campeones de la Copa RFEF. Foto: Guillermo Sánchez Garcías.

Sin códigos éticos

Los propietarios, a los que llamo a la mayoría de ellos Señores del Fútbol -entre ellos a Volckmann-, carecen de todo lo que un buen gestor y alto ejecutivo de un club debe tener. Solo tienen dinero. Un club de fútbol profesional debe someterse a reglas no escritas y, una de ellas, dicta que queda fatal que estas cifras sean públicas. Compromete al jugador. Beltrán o Cursach eran más dados a ofrecer primas en los vestuarios antes de jugar o de sortear Rolex, coches o viajes en las concentraciones. Eran una forma fantástica de motivación. Cuando no era una cosa era la otra, pero las cantidades nunca se supieron. A Beltrán le bastaba con proyectar la forma. El contenido era materia reservada.

Ostentoso y prepotente

Alemany negociaba las primas antes de la liga y nunca se dejó llevar por la euforia del momento. Había primas pero nunca fue partidario de que se supiesen. Alemany siempre fue muy escrupuloso con estas partidas rodeadas de misterio y muy opacas. Molango es otro dirigente top que jamás habla de cifras. Es lo primero que te enseñan. De fútbol habla lo que tú quieras, el dinero no interesa. Me apasiona analizar el trabajo de los ejecutivos del fútbol, formas y métodos además de las puestas en escena. Uno puede ser populista de cara a la galería como Beltrán, Crespí o Molango -sin duda los más mediáticos- pero lo de ser ostentoso y prepotente es de señores del fútbol. No va con los que nos hemos educado futbolísticamente en otra época.


Foto portada: Guillermo Sánchez Garcías.

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*