Magaluf puso la primera piedra

2017_04_11 ATB 03

Segunda oportunidad

Esa es la sensación que puede quedarle al balearico tras un correcto inicio de liga con ocho puntos de los primeros doce en juego y pisando las cuatro primeras posiciones. El arranque parecía disipar las dudas del irregular curso anterior donde solamente el título de la Copa RFEF maquilló un rumbo liguero a la deriva. Recuerdo todavía el “Aquesta és sa bona” de la campaña de abonados 2015/16. Esto debían pensar los fieles blanquiazules un año después tras empezar con buen pie. Pero fue solamente un espejismo y Ziege fue perdiendo los apoyos de la grada y, paulatinamente, del vestuario también. La misma plantilla que, a falta de cinco jornadas, parece que puede obrar en posible lo que parecía una quimera. Entrar en PlayOff es una meta que, a fin de cuentas, era el objetivo a principio de temporada. Lo del ascenso y posible cambio de orden en el fútbol balear, lo dejaremos para otro día. No s’ha de passar l’arada davant el bou, como reza el refranero local.

El tiempo parece otorgar una nueva oportunidad a los supervivientes guerreros de Magaluf.

Oportunidad histórica

Esa fue la que se desperdició en la temporada 2011/12. El año del título de liga del Grupo III de Segunda B. De los Antoñito, Perera y Dani como cabezas de cartel. Del Siviero capitán de una nave de estrellas y jugadores de alto caché para aspirar a todo de la mano del presidente Crespí y Cursach. Con once mil almas que llenaron el Estadi Balear en el PlayOff y que vieron como, estando a un gol del regreso a la división de plata cinco décadas después, un penalti a pocos minutos del final y un gol en propia meta frustraban incluso la posibilidad de forzarle la prórroga al Mirandés. Ello por no hablar del naufragio en el Anxo Carro de Lugo. El batacazo fue directamente proporcional al nivel de expectativa generada entre la parroquia de la vía de Cintura. Un club que, seis temporadas antes, había sufrido su particular “añito en el infierno” de la Preferente mallorquina para recuperar el orgullo y dejar de ver tanto cemento en las gradas del vetusto estadio balearico.

2017_04_11 ATB 02
La actual plantilla del At. Baleares celebrando la cuarta victoria consecutiva ante el Espanyol B. Foto: Guiem Sports (ATB).

Oportunidad inesperada

Lo sucedido dos temporadas después (2013/14) fue un caso diametralmente opuesto al presente curso. La incertidumbre fue apoderándose del sentir blanquiazul con la clausura del estadi, traslado a Magaluf y el paso a un lado de la propiedad con la reducción de presupuesto y la llegada de un presidente de perfil institucional. Ello presagiaba una campaña de supervivencia para capear estoicamente las inclemencias de la tormenta. Pero ahí estaba el “producte de la terra” para poner patas arriba el Grupo III, comandarlo durante buena parte del campeonato y convertir el exilio calvianer en un feudo inexpugnable. Los actuales Xisco Hernández, Esteban, Joan Vich, Biel Guasp o Manu Farrando ya se curtieron ese año junto a tantos otros héroes -hasta entonces anónimos- del futbol de ca nostra. El título y el PlayOff se escaparon en el tramo decisivo de temporada. Esa misma etapa final que ha resucitado ahora las opciones e ilusiones balearicas. La primera piedra se puso en Magaluf y el tiempo parece otorgar un nueva oportunidad. Sin duda, los guerreros que sobrevivieron a esa etapa, se la merecen. Por ellos y por el resto de sus compañeros entonces. Por Nico López, su aventajado alumno Guillem Llaneras y tampoco quiero olvidarme del presidente Fiol.


Foto portada: Futbolistas balearicos celebrando un tanto en Magaluf la temporada 2013/14 (Fútbol Balear).

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja un comentario

*