Regatear la muerte

2018_01_31 Accidente 01

EL disetino ha sido justo en el accidente del conductor kamikaze de la autopista de Inca. La deportista poblera Miquela Torrens salvó la vida. Solamente tiene 19 años y me alegro que, una persona sana, pueda seguir disfrutando de la vida y jugar al fútbol. El causante del accidente está en la UCI fuera de peligro, pero su hermano falleció en el acto por no llevar el cinturón puesto.

El destino quiso que Miquela ganase, sin duda, el partido más difícil que ha jugado.

Volver a nacer

Miquela fue víctima de un acto criminal. Con ello no quiero decir que el joven de 22 años, con una tasa de 2’02 gramos de alcohol por litro de sangre en su cuerpo, sea un criminal siempre que se demuestre que fue una imprudencia y una equivocación. El conductor guatemalteco, que cuadruplicaba el límite de la tasa de alcohol permitida, provocó la muerte de su hermano y estuvo a punto de provocar alguna más. Circuló durante cinco kilómetros en dirección contraria. Miquela no pudo esquivarlo, no pudo regatearlo como hace jugando con el Independiente en la Liga Femenina Autonómica y, antes, en la UD Ponblense. La centrocamista volvió a nacer en la madrugada del viernes. El domingo tenía partido de liga y, cuando despertó en el hospital de Son Espases, pensaba que había sufrido una lesión jugando al verse en la cama y con la pierna inmovilizada.

Miquela Torrens en su etapa como futbolista del Poblense. Foto: Facebook.
Miquela Torrens en su etapa como futbolista del Poblense. Foto: Facebook.

Valiente

Rafael Torrens fues u entrenador en el Poblense y la conoce bien. “Al principio no coordinaba pero, con el paso de las horas, se ha recuperado y es consciente de que tuvo un accidente”. Miquela es una chica muy aventurera hasta el punto de irse sola a recorrer Australia con 17 años. De niña se inclinó por el tenis pero acabó fichando por el Poblense. Su exentrenador y amigo de la familia lo vincula a su abuelo Pep Terrassa. De quien dice que “es una leyenda del club y fue clave” y añadía que “la acogimos con mucho cariño, es una bellísima persona e incapaz de levantar la voz”.

Volantazo salvador

Como futbolista destaca por su condición física y capacidad de trabajo tanto en defensa como ataque. La joven futbolista estuvo rápida de reflejos según contó la madre al míster, confesando que “el coche que circulaba en dirección contraria fue directamente hacia ella y si hubiera ido alguien en el asiento del copiloto, habría muerto. El volantazo le salvó la vida”. Las secuelas físicas se quedan en una lesión de larga duración. La noticia y las terribles imágens de los vehículos destrozados se pudieron ver en todos los informativos nacionales. Desgraciadamente el hermano del conductor de 19 años falleció. El destino quiso que Miquela ganase, sin duda, el partido más difícil que ha jugado. Curiosamente no fue en un campo de fñutbol sino en la autopista de Inca. Me alegro.


Portada: Imagen del accidente de la autopista de Inca (Bombers de Palma).

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

1 comentario

me parece vergonzoso que todavia tengais la desfachatez de vender en los medios que iba en dirección contraria por un error,cuando iba borracho perdido y circulo 5 km en dirección contraria y a toda velocidad,y si no se paró en el arcen es por que no quiso,ya esta bien,es un asesino y es el que se merece estar en el cementerio,si fuera asi no me daría pena,como tampoco me la da su hermano,me la da esta chica que casi fallece por culpa de un asesino

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *