Rodado: «Se mira mucho la estética arbitral»

2017_08_13 Rodado 01

Como cada año el Comité Balear de Árbitros ha entregado los premio Tarjeta Blanca a distintos estamentos del fútbol de ca nostra en relación a su apoyo al arbitraje. Entre los galardonados se encuentran el Bunyola CF como mejor club de fútbol base, el futbolista Pere Fuster del Sineu, Jesús Pascual entrenador del Recreativo La Victoria y Federico Carbonell del Montesión Fútbol Sala. En el marco de la gala TTdeporte.com habló con Ángel Rodado-Rodríguez, colegiado mallorquín que dirigió más de 160 encuentros en Segunda en ocho temporadas (2000-08) y tiene también una larga trayectoría en el fútbol de bronce (1995-2000 y 2008-09).

Tomeu Terrasa: Has árbitrado muchos años en Segunda B. ¿Que categoría se econtrará el Mallorca?

Ángel Rodado-Rodríguez: La Segunda B es un embudo. Hay muchos colegiados y todos quieren subir. Puedes encontrarte muy jóvenes que suplen la falta de experiencia con una preparación casi profesional física y teóricamente.

¿De cuantos hablábamos?

Son unos 120 y todos pueden arbitrar en cualquier grupo. Suele primar la proximidad. Los canarios y baleares intercambiamos visitas. Los nuestros tambíen van a la zona de Levante y Madrid.

Los colegiados jóvenes suplen la inexperiencia con una preparación casi profesional.

¿Para los árbitros no es un cementerio de elefantes?

Si no asciendes, ya sea por nivel o edad, terminas descendiendos. Hay mucha ilusión, proyección y ganas de ascender.

Me llama la atención que todos están cortados por el mismo patrón…

Últimamente se mira mucho la estética arbitral. La actitud sobre el terreno de juego debe ser uniforme. Las pruebas físicas son muy duras y no todo el mundo las superaría. Requiere preparación diaria. El que se abandona no pasa el corte.

Tomeu Terrasa recibiendo de manos de Miquel Bestard -Presidente FFIB- el galardón Tarjeta Blanca a su trayectoria profesional. Foto: Sportsdecanostra.com.
Tomeu Terrasa recibiendo el galardón de manos del presidente Bestard a su trayectoria profesional. Foto: Sportsdecanostra.com.

¿Se nota el cambio de arbitraje LFP al de bronce?

Por norma general no debería notarse. Los parámetros son los mismos pero, en lectura de partido, el colegiado veterano tiene más mano izquierda.

¿Al árbitro de Segunda B le da lo mismo dirigir en Son Moix o estadios históricos o a Peralada?

Siempre sucede en cuanto a los escenarios. Es como al que le gusta la música. No es lo mismo escuchar un concierto en el Auditorium que en la Scala de Milán.

En la lectura de partido el colegiado veterano tiene más mano izquierda.

¿Cómo están los colegiados baleares de Segunda B?

Se preparan constantemente. La escuela de árbitros del Comité Balear está realizando un gran trabajo para ello. Uno puede aportar las herramientas pero también es clave las ganas que pongan nuestros colegiados. Luego hay que tener acierto.

¿Se echa de menos el arbitraje?

Siempre. Cuando entras a un campo de fútbol y ves caras conocidas de tu etapa ejerciendo, te entra nostalgia. Pero uno sabe que nada es eterno y hay que dar paso a gente joven. La vida continúa…

Esperemos que sea una temporada tranquila y no tan movida como la anterior…

Desde los distintos estamentos e instituciones se está realizando un gran trabajo para que así sea. Luego el factor humano es más complicado de controlar.


Portada: Ángel Rodado en los exteriores de las instalaciones deportivas de Príncipes de España (TTdeporte.com).

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*