Sin Jurado, Xisco ni Estadi

2018_07_05 Rubén Jurado

Pueden disfrazarlo de lo que quieran, apelar al derecho al pataleo con la presunta denuncia a la FIFA o vender que se sienten engañados. Lo único cierto, a día de hoy, es que el At. Balears arrancará en la primera jornada de liga sin Rubén Jurado, Xisco Hernández ni el Estadi Balear. Todos ellos pilares fundamentales en el proyecto como se reflejó en el último discurso público del único portavoz de la entidad ante los medios. Hace una semana Patrick Messow hablaba de ellos como realidades alcanzables. También dijo que no duerme de tanto trabajo que tiene. Es posible, no seré yo quien lo ponga en duda, pero el fruto de tanto esfuerzo es nulo hasta la fecha. Ello no hace más que pasar factura en la imagen de un club que ha dejado atrás su tradicional blanquizaul por el gris de la incertidumbre.

Ello pasa factura en la imagen de un club que ha cambiado sus colores por el gris de la incertidumbre.

Que viene el lobo…

Los rumores del regreso de Rubén Jurado al ATB ya empiezan a sonar al cuento del pastor que gritaba a sus ovejas “que viene el lobo”. Desde que el delantero andaluz se despidió en junio del año pasado, su nombre sonó en diciembre y también se llegó a dar por hecho hace unos días de nuevo en la ventana de fichajes veraniega. La foto facilitada por el club del futbolista posando con la camiseta de la actual temporada así lo demuestra. El intermediario Rodrigo Rettori no dudó en diciembre en levantar la voz sobre su vuelta. Si su cometido era andar detrás de él, su papel queda en muy mal lugar en cualquiera de los supuestos. En caso que se le haya escapado el jugador, demostraría ineptitud. Si el matiz radica en que él tuvo conocimiento del volantazo de Jurado, es un acto de deslealtad hacia el club.

Xavi Ginard tapándole una clara ocasión de gol a Gerard Oliva en Son Malferit. Foto: GuiemSport.
Ginard tapándole una clara ocasión de gol a Oliva en Son Malferit. Foto: GuiemSport.

Intermediarios

Visto lo visto, lo de Jurado con el At. Balears empieza a parecerse a la decisión de Griezmann. En can Barça todavía buscan culpables cuando tenían en casa quien lo grabó. Ya hablaba esta semana Xisco Hernández que Ingo Volckmann tiene al enemigo dentro. Abandonando el terreno de las comparaciones, que siempre son odiosas, lo que ya es una realidad es el descontento general con la planificación deportiva. En las redes sociales empieza a circular la versión del delantero Carlos Martínez explicando por qué no ha recalado en Son Malferit. El nuevo atacante del Hércules enumera varios motivos, los cuales no son revelados en su totalidad al tratarse de una conversación privada, sobresaliendo de nuevo la figura de los famosos intermediarios como un argumento en contra.

Integridad

Muchas voces oficialistas con la gestión de estas figuras que “asesoran” en materia deportiva, acusan también a este medio de atacar a la institución. Si sacamos a la luz todos los testimonios que nos llegan, antes de contrastarlos, el At. Balears correría la misma desdicha del Eldense. Y hasta aquí preferimos leer, precisamente para preservar la integridad de un escudo que está muy por encima de los que se lucran a través de él por más que se equivoquen una vez tras otra. Errores encadenados que obligaron a cuadro balearico a tener que salvarse del descenso a Tercera en la última jornada. Desgraciadamente parecen no haber aprendido la lección y los malos vicios perviven en la estructura de gestión. No hay peor ciego que quien no quiere ver la realidad…

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *