El sueño del Poblense

2017_05_18 Poblense

Confianza

El Poblense afrontará la eliminatoria en Castalia con la máxima ambición y con una de las medias de edad más baja (21,5) de todos los aspirantes al ascenso a Segunda B. El Castellón será el primer escollo de una larga y difícil carrera de tres eliminatorias. Óscar Troya espera repetir el éxito de hace dos temporadas en Lloseta y se aferra a su experiencia: “sé que se puede hacer”. Líder durante gran parte del curso, el conjunto pobler parece haberse recuperado del fatídico último mes de competición con una victoria épica en Alcúdia que garantizó la segunda plaza y revitalizó el ánimo.

La gestión de las emociones jugará un papel importante. Será fundamental la experiencia de los más veteranos.

El peligro está en las áreas

El subcampeón de la Tercera División Balear prepara el reto de ascender a la categoría de bronce del fútbol español tres décadas después. Los azulgranas quieren volver a los gloriosos años 80, cuando se subió de la mano de un incipiente Llorenç Serra Ferrer. El primer obstáculo será el histórico Castellón, un club que lleva años intentándolo. Es uno de los pocos equipos que se comportan como profesional en Tercera División. Entrenan por la mañana y la temporada pasada llegaron hasta el final en la fase de ascenso después de acceder como tercer clasificado. Esta temporada han acabado en la cuarta posición y en Sa Pobla asumen que la suya es la eliminatoria más complicada. Era el peor rival que podía tocar. Los chicos de Troya se enfrentarán a una selección de jugadores valencianos de Tercera y Segunda División B en la que sobresalen dos jugadores. El Castellón cuenta probablemente con “uno de los mejores porteros de la categoría”. Delante, Esaú, delantero de 190 centímetros, es la gran amenaza para los centrales Damià y Calonge. El Poblense tendrá que esforzarse también en las jugadas de estrategia. El rival destaca, y es especialmente peligroso, en las acciones a balón parado. El objetivo es completar un partido perfecto para llegar con opciones a la vuelta.

Óscar Troya, entrenador de la UD Poblense. Foto: Fútbol Balear.
Óscar Troya, entrenador de la UD Poblense. Foto: Fútbol Balear.

La amenaza del miedo escénico

Castalia será un arma de doble filo para la plantilla del Poblense. Por un lado, los jugadores están deseosos de participar en uno de los escenarios VIP de la competición. Por otro, deberán rebelarse ante un ambiente que se intuye difícil. La temporada pasada, el club castellonense fue capaz de movilizar a 11.000 espectadores en la eliminatoria ante los ibicencos de la Penya Esportiva. La gestión de las emociones jugará un papel importante y en ese aspecto será fundamental la experiencia de los futbolistas más veteranos. Jugadores como Lucas, Sergi Rojals y Oller, con bastantes participaciones en este tipo de encuentros, deberán alzar la voz en los momentos complicados en Castalia. Con Agus de vuelta tras cinco meses de lesión, los poblers pretenden recuperar el tono anterior a la derrota ante el Formentera a principios de abril. Si lo consiguen, seguro que el sueño del ascenso estará mucho más cerca.


Foto portada: Celebración del tanto del Poblense en el último minuto ante el Alcúdia (Fútbol Balear).

Sobre Josep Verger

Periodista. Trabaja en la redacción de deportes de IB3 Televisió desde hace 10 años. Actualmente forma parte de la plantilla de redactores del Informatiu d'Esports.

Deja un comentario

*