Sueños rotos

2017_12_13 Cursach Volckmann

Tengo que agradecer al ex-entrenador del Atlético Baleares juvenil Silvestre del Río su descomunal rajada, dejando al descubierto el entramado alemán que controla el club. Hay que ensalzar la valentía de ser el primero que públicamente ha confirmado que la institución está dirigida por una agencia de intermediación y formación, propiedad del presidente Ingo Volckmann. El director de la empresa es Kike Ponce, según Del Río. No se le conoce ningún cargo en la estructura oficial del club pero, según el ex-entrenador, manda mucho y es la mano derecha de Patrick Messow en el fútbol base. Imagino que el otro representante del que habla, pero no da el nombre, es el mediático Rodrigo Rettori.

El Ajuntament debería replantearse la subvención y sus condiciones después de conocer el entramado del ATB.

Fondos de inversión

Estamos ante un escenario muy parecido al del anterior propietario Tolo Cursach. Su agencia se llamaba Inverfutbol. A través de ella desfilaron algunos conocidos nombres como Pepe Bonet, Jovan Stankovic, Chichi Soler y muchos jóvenes –y no tan jóvenes- futbolistas que pasaron antes por el Beira Mar portugués de Cursach. En todo este entramado no puedo olvidarme del representante de cabecera en esa época. Ese no era otro que Santos Márquez. Todo un personaje del fútbol al más alto nivel pero capaz también de comprar equipos como La Soledad. Nada que objetar porque es legal y legítimo que Volckmann, Sarver o quien sea quiera ganar dinero. Esto es un negocio más. Todas la propiedades se benefician del nombre del club y los sentimientos del aficionado. También es verdad que siempre aparece en todas estas operaciones la sombra de la compra y venta de terrenos.

Volckmann saluda al representante Rettori en la gala del 75 aniversario del ATB. Foto: GuiemSport.
Volckmann saluda al representante Rettori en la gala del 75 aniversario del ATB. Foto: GuiemSport.

Les pagamos la fiesta

Es habitual que aparezca el concejal de turno o el alcalde dando abrazos y prometiendo dinero público a los clubes profesionales, que se ven beneficiados y solo pueden recibirlo a través de su Fundación. Hecha la ley, hecha la trampa. Como ejemplo claro tenemos al Atlético Baleares. Habrá que esperar la reacción del Ajuntament tras conocer el entramado que ha desvelado un ex-empleado del club. El entrenador cesado dejó muy claro que el ATB es un régimen dictatorial: o pasas por el aro o no estás. El consistorio local ha otorgado una subvención de medio millón de euros al club y ha agilizado los permisos para el inicio de las obras. El Ayuntamiento se debería replantear esta importante subvención tras conocer como se gestiona el club.

De Patrick Messow no dijo nada nuevo de lo contado ya en este medio. Ya se ha dicho todo sobre este funesto e inepto personaje. Silvestre del Río está recibiendo críticas por no haber hablado antes de ser despedido. Más vale tarde que nunca. Gracias.


Portada: Cursach y Volckamnn (Diario de Mallorca & IB3).

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*