El último vuelo de Cléber

2016_11_29-cleber-santana-01

Iban a jugar el partido más importante de su historia. El Chapecoense hacía solo dos temporadas que había regresado a la máxima categoría del fútbol brasileño y se clasificó para su primera final continental. La Copa Sudamericana era ya un hecho histórico para la pequeña ciudad de Chapecó y, el vuelo que nunca llegó al aeropuerto de Medellín, les convierte en eternos. La conexión entre la tragedia aérea de Colombia y el Mallorca es Cléber Santana. El centrocampista de 35 años jugó en el club mallorquinista en la temporada 2008/09.

Santana compartió vestuario con Aouate, Moyà, Ramis, Nunes, Martí, Scaloni, Arango, Castro, Aduriz o Webó.

Santana dejó huella

Llegó a Europa procedente del Santos en 2007. No contó con demasiados minutos en su primera temporada en el At. Madrid y fue cedido al Mallorca en la temporada 2008/09. El brasileño si gozó de la confianza de Manzano en una temporada donde, tras un mal arranque liguero, los barralets alcanzaron mayor protagonismo en la Copa. Su techo fue el Barcelona del triplete en semifinales tras tumbar a Málaga, Almería y Betis. Pero el legado que dejó Cléber Santana está en la retina de los mallorquinistas. De sus seis tantos hay tres que deben destacarse por encima de los demás: ante el Almería de chilena, el segundo gol de la victoria ante el Barça en Son Moix (2-1) y la gran jugada individual en el Bernabéu para darle la puntilla al R. Madrid (1-3).

El brasileño compartió vestuario con los Aouate, Moyà, Ramis, Nunes, Martí, Scaloni, Arango, Castro, Aduriz o Webó. La temporada siguiente regresaría al At. Madrid con el cual ganaría la Europa League. Finalmente Santana volvió a Brasil hasta día de hoy. Antes de recalar en el Chapeconense militaría en las filas del Sao Paulo, At. Panaerense, Avaí, Flamengo y Criciuma.

Última actualización de Cléber Santana en su cuenta de Instagram antes de despegar.
Última actualización de Cléber Santana en su cuenta de Instagram antes de despegar.

Mostatxo petit

Así le bautizó Tomeu Terrasa en las retransmisiones radiofónicas por su look afeitándose el bigote dejándo una fina línea de barba por encima del labio. Terrasa le define como un tipo “reservado” lejos de los tópicos de futbolista brasileño “de carácter extrovertido y animado”. En ese mismo sentido, Toni Tugores -delegado de campo- recuerda la anécdota, tras enseñarle por primera vez Son Bibiloni, en la cual el brasileño se quedó sorprendido de la “calidad de las instalaciones de la ciudad deportiva”. Además, Tugores resalta que existió la posibilidad de que Santana prolongara “una temporada más su cesión en el club”.

Despedida, ¿premonitoria?

Justo antes de despegar, Cléber colgó en su cuenta de Instagram una actualización con una fotografía en su asiento del avión y la frase “en cuantas vidas tenga, en todas ellas te amaré”. Es conocido que muchos deportistas brasileños cuelgan refranes populares, proverbios o frases de carácter religioso. En este caso el fatídico destino del vuelo de la compañía LaMia ha dado sentido a la última actualización del exmallorquinista. Del mismo modo que, otros compañeros, colgaron un vídeo dentro del mismo antes de tomar el vuelo con la justificada alegría de estar ante el partido más importante de su historia como club. Bonito detalle del Nacional de Medellín ofreciendo el título a un club que buscaba la gloria y encontró la eternidad.


Foto portada: Fútbol Balear.

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja un comentario

*