Una Segunda cinco estrellas

2018_08_01 Riazor

Últimamente estamos escuchando el recurrente argumento que esta edición de LaLiga 123 es una auténtica Primera B por la entidad e historia de los clubes que participarán. Si nos fijamos en sus estadios, también son cinco estrellas muchos de ellos. Encima el Wanda Metropolitano se une, aunque de modo provisional hasta que el Rayo Majadahonda tenga lista la reforma del Cerro del Espino, a este grupo de selectos coliseos del fútbol español que se vestirán de plata. El estadio que acojerá la final de la Champions League será el primer desplazamiento de la temporada del Mallorca.

La Romareda es el estadio con mayor capacidad de Segunda. Mientras que el Municipal de Reus es el más pequeño de la categoría.

Casi 200.000 asientos

Esta temporada la capacidad de los 22 estadios de Segunda suma 175.000 espectadores. Una cifra récord que se explica con el simple dato que doce de esos recintos, más de la mitad, superan las veinte mil localidades y siete de ellos las treinta mil. También en los últimos años han ascendido a Primera equipos con estadios de reducida capacidad como Eibar, Leganés, Girona o el Huesca. Este hecho les ha obligado a tener que realizar tareas de ampliación como hemos visto recientemente. La Romareda de Zaragoza lidera el grupo de cabeza (34.596 espectadores) seguido por el Martínez Valero de Elche (33.782), Riazor (32.916), Estadio Gran Canaria (32.400), Carlos Tartiere (30.500), La Rosaleda (30.377) y el Molinón (30.000). Todos ellos han sido estadios de Primera División y han albergado partidos internacionales de selecciones o clubes.

El Municipal de Reus es el estadio con menor capacidad de la categoría con 4.700 localidades.
El Municipal de Reus es el estadio con menor capacidad de la categoría con 4.700 localidades.

Son Moix

Un segundo grupo de este pelotón lo configuran los cinco estadios con una capacidad superior a veinte mil pero inferior a treinta mil. Ahí encontramos Son Moix y sus 23.142 localidades superado solamente por el Ramón de Carranza gaditano (25.033) y el Nuevo Los Cármenes granadino (23.156). También ocupan el segundo escalón el Heliodoro Rodríguez López de Tenerife (22.824) y el Nuevo Arcángel de Córdoba (21.822). Solamente el feudo mallorquinista ha albergado partidos de la máxima competición continental de clubes. Entre los cinco coliseos guardan en común su construcción o reforma/ampliación en las últimas dos décadas.

Vagón de cola

El penúltimo peldaño de estadios abarca los que tienen una capacidad superior a diez mil espectadores pero inferior a veinte mil. Son los casos de El Sadar de Pamplona (18.761), Carlos Belmonte de Albacete (17.200), Juegos del Mediterráneo de Almería (15.200), Nou Estadi de Tarragona (14.591) y el Francisco de la Hera de Almendralejo (11.580). El vagón de cola incluye los recintos con una capacidad inferior a diez mil asientos como Los Pajaritos soriano (8.727), Anxo Carro lucense (7.840), el reformado Cerro del Espino de Majadahonda (6.000), Santo Domingo de Alcorcón (5.100) y, por último y por debajo de los cinco mil, el Municipal de Reus (4.7000).

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

1 comentario

Yo no se donde sacas lo de 175.00 o 200.000 ya que si lo sumas bien salen mucho más de 300.000……y aún falta el wanda …. De todas formas buen artículo

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *