A Sarver le valen ocho votos

Llega la hora de la verdad para Robert Sarver con el inicio este martes de la investigación que la NBA ha encargado al bufete de abogados Wachtell Lipton sobre las acusaciones de racismo y misoginia hacia el propietario de los Phoenix Suns publicadas por Baxter Colmes en ESPN desde 2004 hasta la actualidad.

El letrado estadounidense Matt Netti, que trabaja en la Universidad de Northeastern, es un colaborador habitual del medio digital Conduct Detrimental donde aporta su punto de vista y conocimientos sobre derecho en el deporte. En el caso Sarver ha realizado un análisis de los escenarios legales que tiene ahora por delante el también máximo accionista del Mallorca en este proceso.

Con ocho votos contrarios a su revocación entre los 29 propietarios de la NBA le son suficientes para salvar el tipo.

Largo proceso

Netti compara el caso de Donald Sterling, obligado a vender su franquicia de Los Ángeles Clippers tras hacerse público un audio con comentarios racistas hacia su pareja, con el de Sarver. El experto legal valora que la historia publicada por ESPN describe un comportamiento el cual sólo podría atribuirse a un inmaduro estudiante de secundaria aunque, sin embargo, Sarver es un hombre de 60 años que dirige una franquicia de la NBA”.

En el artículo, su autor aventura que este proceso podría llevar meses y el destino de Sarver en la NBA depende en última instancia del resultado favorable de la votación de tres cuartas partes de todos los propietarios”. Es decir, con ocho votos contrarios a su revocación entre los 29 que forman parte del comisionado le serían suficientes al magnate de Arizona para salvar el tipo.

Las claves

En su artículo, Matt Netti valora específicamente varios aspectos que él considera como fundamentales a nivel preliminar en la investigación del caso Sarver.

 

  • Mensajes de Penny Sanders: “Es probable que tenga un equipo legal suficiente para luchar contra cada paso del proceso. Pero su esposa, Penny Sanders, parece haber ignorado todos los consejos cuando envió mensajes de texto a antiguos empleados de los Suns condenándolos por su papel en la historia de ESPN después de que se publicara. Si Sarver quiere mantener su franquicia, el primer paso debería ser asegurarse de que no se envían más mensajes de texto de represalia.

 

  • Opinión pública:La NBA podría confiar en que la presión mediática y la indignación contra Sarver sean tan extremas que agite voluntariamente la bandera blanca y venda los Suns. La esperanza de la liga sería que Sarver se sintiera acorralado hasta el punto de querer que este proceso termine lo más rápido y silenciosamente posible”.

 

  • Campo de minas: “Si Sarver alarga este proceso creando un campo de minas legal, ahí es donde las cosas podrían complicarse. En virtud de los artículos 13 y 14 de la Constitución y los Estatutos de la NBA, si se descubre que un propietario viola el documento mencionado, puede ser destituido por el voto de tres cuartos de los propietarios restantes de la liga. En el artículo 35-A, uno de los motivos citados para disciplinar a un propietario es “ser culpable de una conducta perjudicial o dañina para la Asociación”.

 

  • Precedente envenenado: “Los hombres que votan para decidir el destino de Sarver nunca quieren sentar un precedente porque ellos podrían ser los siguientes. Si Sarver va a caer, podría intentar hacer caer a otros propietarios con él. Podría alegar que no es el único propietario que actúa de forma horrible y que esto es algo normal. Por lo tanto, se le está castigando severamente por una conducta que sólo merece un tirón de orejas”.

 

  • ¿Castigo o ganancia?: “Todavía queda un largo camino por recorrer antes de que Sarver se enfrente al duro castigo de verse obligado a vender los Suns. Pero si se llega a ese punto, debemos preguntarnos si esto sería realmente un castigo. En 2004 Robert Sarver compró los Phoenix Suns por 400 millones de dólares. Actualmente, los Suns están valorados en 1.700 millones de dólares”.

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja una respuesta

*

Acepto la politica de privacidad *