Aguirre halla la pólvora

La fórmula del éxito en el triunfo del Mallorca ante el Deportivo Alavés (2-1) se encontró en la elección del técnico Javier Aguirre en la linea atacante. Después de tres jornadas variando la pareja de baile de Vedat Muriqi, con Fer Niño en Getafe, Lee Kang-In frente al Atlético de Madrid y Amath Ndiaye en Elche; solamente había podido anotar el delantero kosovar desde los once metros frente a los rojiblancos. En el partido donde más se necesitaba ganar, el mexicano le dio a Abdón Prats la titularidad junto al balcánico.

Los registros individuales avalan a Muriqi y Abdón como la pareja atacante más efectiva del Mallorca este curso.

Pichichi Muriqi

A simple vista, con un gol cada uno, fue una jugada maestra. Si profundizamos en los números, la tesis sale reforzada al ser la primera vez, en toda la temporada, que los dos delanteros mallorquinistas que salen de inicio ven portería. Un hecho que no debemos pasar por alto si tenemos en cuenta la nómina de atacantes del equipo y el, hasta ahora, pobre bagaje del equipo con un promedio goleador inferior a la diana por encuentro (29 en 33 jornadas). Además, Muriqi ya ha atrapado el pichichi de la plantilla, junto a Salva Sevilla con cuatro tantos de penalti, en solamente doce encuentros con la camiseta rojilla. Le siguen Dani Rodríguez y Ángel Rodríguez (3); Fer Niño y Abdón (2) mientras que Matthew Hoppe todavía no se ha estrenado.

 

Cómplices del gol

La actuación del binomio balcánico-mallorquín ha mejorado sus registros individuales en comparación con sus compañeros de la línea ofensiva. Muriqi y Abdón tienen el promedio más productivo en frecuencia goleadora. Curiosamente cada uno anota un tanto cada 270 minutos o, lo que es lo mismo, uno cada tres partidos. Muy por encima de Ángel Rodríguez (408), Fer Niño (409) o Dani Rodríguez (880). A modo de comparación, el artanenc ya ha marcado los mismos goles que el roteño habiendo jugado 279 minutos menos esta temporada. Por otro lado, el ‘nueve’ es el futbolista más efectivo entre todos los delanteros. Necesita seis disparos para marcar gol. Una marca que el kosovar persigue de cerca (6,3) y, más lejos, quedan el gallego y el tinerfeño (6,7 cada uno) además del andaluz (9,5).

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja una respuesta

*

Acepto la politica de privacidad *