Apagón tras los parones

El mal sabor de boca que dejó el tropiezo del Mallorca en Vallecas coincide con una tónica que se viene repitiendo desde el inicio del curso: los tres encuentros inmediatos después de los parones de la liga por compromisos internacionales se han saldado con derrota. No es un hecho aislado si observamos que también se repitió la dinámica previa a estos altos en el camino: los barralets no perdieron en el último partido antes del paréntesis liguero.

En las cuatro jornadas que quedan hasta Navidad deben mejorarse los anteriores balances de puntuación.

Cara y cruz

Las derrotas frente al Athletic Club (2-0), R. Sociedad (1-0) y Rayo Vallecano (3-1) no permitieron al equipo de Luis García Plaza poder reengancharse a la competición sumando, como sí sucedió en los preludios anteriores a la semana intermedia sin liga: Espanyol (1-0), Levante (1-0) y Elche (2-2). Este último con el factor añadido de un gol en el descuento de Pablo Maffeo para salvar un punto ante un rival directo. Podrá discutirse si el azar del calendario, ubicando esta reentradas en encuentros como visitante en escenarios complejos como San Mamés, Anoeta y el Estadio de Vallecas, pueda influir del mismo modo que los tres encuentros previos al parón se disputaron en Son Moix.

 

Involución

Lo único cierto es que estos puntos de inflexión marcados por la llegada de los partidos de selecciones no ayudaron al devenir de las dinámicas si nos ceñimos estrictamente a los números. Las primeras tres jornadas se saldaron con un balance de siete puntos de nueve posibles tras empatar contra el Betis y ganar consecutivamente al Alavés (0-1) y a los pericos (1-0). A partir del primer corte el Mallorca solamente pudo sumar cuatro puntos de quince en liza, de la cuarta jornada hasta la octava, con dolorosas derrotas como la del Bernabéu (6-1) y Osasuna (2-3), aguantando ante el Villarreal en Son Moix (0-0) y con la única victoria antes del segundo parón por la mínima ante un Levante que desperdició un penalti (1-0).

Un mes clave

El tercer tramo calca los números del anterior, con cuatro puntos de quince disputados, pero con cuatro empates después caer a un minuto del final en Anoeta (1-0) y con mucho movimiento en los descuentos. En Valencia el Mallorca deja escapar un 0-2 que, hasta el minuto 93, parecía definitivo (2-2). Frente al Sevilla en casa el VAR evitó la derrota anulando el gol de Lucas Ocampos (1-1). En Cádiz Álvaro Negredo arrebató el triunfo a los rojillos en el añadido y de penalti (1-1) antes del ya citado empate a dos goles, sobre la hora, en Son Moix ante el conjunto ilicitano. De García Plaza y sus pupilos depende en estas cuatro jornadas hasta el parón navideño, ante el Getafe, At. Madrid, Celta y Granada, puedan mejorarse los anteriores balances de puntuación.

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja una respuesta

*

Acepto la politica de privacidad *