Aterrizando en Segunda B

Molango bajando la escalera de un avión de AirEuropa. Foto: TTdeporte.com.

A medida que van pasando los días mi enfado va creciendo al tocar la realidad del mundo al que Molango, entrenadores y jugadores nos han metido: el fútbol aficionado-compensado. El RCD Mallorca está fichando a futbolistas que cobraban alrededor de los 80.000 euros por temporada. El delegado del club tiene una nómina muy superior. Por poner un ejemplo del nivel futbolístico al que los entusiastas que renueven su abono les espera padecer en Son Moix. Si el fútbol de Segunda ya nos parecía a muchos limitado, lo que se nos avecina será terrorífico.

Han enviado a un laureado club a arrastrarse por campos y polideportivos de Aragón, Catalunya y Valencia.

Escenarios desoladores

Al margen de la escasa calidad del fútbol de bronce, hay que añadir los “campillos” por lo que peregrinaremos. Recominendo el ejercicio de entrar en las webs de los clubes del Grupo III. Te encuentras con escenarios desoladores e indignos para un finalista de la Recopa de Europa o un campeón de Copa del Rey. El Mallorca de Champions y UEFA, en el que jugaron estrellas mundiales y con fichas millonarias, va a hacerlo con futbolistas -algunos de más de treinta años- con fichas que ya las cobraban los auxiliares de aquellos gloriosos años. Me indigna pensar que todo esto se podría haber intentado deterner, pero no supieron o no quisieron. Tan grave es una cosa, como la otra. Pero, a día de hoy, todos los culpables siguen. Ya escribí todo lo que nos estamos encontrando y no me consuela que ahora muchos me digáis “Tomeu, tenías razón”. Toda la gente de fútbol lo veía venir menos Molango, los que le hacían la pelota, aduladores y malas personas que han enviado a un laureado club a arrastrarse por campos y polideportivos de Aragón, Catalunya y Valencia. Los mismos en los que han jugado los chicos del filial la pasada temporada.

Molango y Moreno de camino a la sala de prensa de Son Moix. Foto: TTdeporte.com.
Molango y Moreno de camino a la sala de prensa de Son Moix. Foto: TTdeporte.com.

Sin proyección miediática

Hasta hace cuatro días la actualidad mallorquinista podía leerse en el diario Marca -el de mayor tirada en España- o el AS. Hoy el referente son las webs dedicadas a la Segunda B. Algo que no logro superar y es otro claro ejemplo de una realidad en la que estamos inmersos. No es una pesadilla y, ojo, al día del sorteo del calendario. La proyección mediática en la categoría de bronce es nula a nivel estatal pero, a pesar de ello, Molango no parece dispuesto a rebajar sus pretensiones por ingresos publicitarios ni revisar los contratos de los patrocinadores actuales. El club sigue sin sponsor en la camiseta y dudo que lo encuentre por la desorbitada cifra que exige el consejero delegado. La cual tendrá repercusión televisiva solamente a nivel local. Tampoco el estadio tendrá ya su nombre comercial al igual que no lo tiene ningún otro de la categoría. En algo me equivoqué y debo reconocer mi error. Anticipé que se habrían acabado las presentaciones a bombo y platillo en escenarios con impacto visual. Me quedé corto. El club ni presenta a sus nuevos futbolistas. Lo anuncian en su web y, a la preguta de cuando se presentarán, el club responde: “os iremos diciendo cosas”.


Foto portada: Molango bajando la escalerilla de un vuelo de Air Europa (TTdeporte.com).

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

1 comentario

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *