Un Atleti de capa caída

2016_11_23-simeone-02

En estos últimos años, los atléticos de corazón, hemos podido disfrutar de poder disputar finales europeas, ganar la mejor liga del mundo y levantar otros títulos. Esto se ha vivido bajo el efecto del cholismo. Simeone fue un hombre que llegó con mucha ambición. Tiene carácter, personalidad y sabe como transmitirlo. Y lo puedo afirmar porque lo he vivido de primera mano porque he estado en algunos entrenos. Los vive. No deja respirar al jugador, está encima de ellos minuto a minuto junto al profe Ortega.

El Cholo ansía ganar títulos de nuevo. Ya no es por dinero, sino por orgullo propio.

Y, de verdad, hemos podido disfrutar de una forma de ver el fútbol diferente a otros equipos. El cholismo ha imperado. Solo por él, este Atletico ha alcanzado cotas altas haciendo vibrar y disfrutar al Calderón. Un estadio que se va apagando poco a poco esta temporada. Lo que viene no será igual, con ese ambiente y calor que transmite la afición colchonera. Se vivirá de forma distinta.

¿Se agota el cholismo?

Mi reflexión sería, ¿hasta cuando Simeone puede mantener esa ambición y motivación hacia sus jugadores? Todos los logros alcanzados desde su llegada han partido de la base de su carácter y la famosa frase “partido a partido”. Esto ha hecho que El Pupas renaciera de sus cenizas. Yo viví una parte de la historia del Atleti y vi que estábamos más pendientes del rival que de nosotros mismos. Con Simeone se había logrado esa forma de jugar propia. Para mí hemos sido la mejor defensa del mundo. Un conjunto infranqueable porque los jugadores estaban implicados en lo que el Cholo quería hacer. Que un equipo se sienta identificado con su entrenador es lo más importante: aguerridos, luchadores, difíciles de batir y con buenos jugadores.

2016_11_23-simeone-01

Lisboa y Milán pesan demasiado

Las dos finales de Champions perdidas -sobre todo la última en Milán- le han hecho mucho daño. Simeone ambiciona ganar algo grande y ve que en el Atleti se le escapa de las manos porque no lo puede conseguir. A nivel de presupuesto jamás podrá disponer del poderío económico de un R. Madrid, Barcelona, Manchester o PSG. Tal vez es lo que ansía él ahora. Por eso tampoco vemos al Simeone de siempre así como tampoco el equipo es el de siempre. Se pierden partidos y el Atleti va alejándose de la parte alta cuando antes, la última temporada, siempre estaba ahí codo con codo junto a R. Madrid y Barça.

Gracias Cholo

Mi reflexión sería, ¿se le ha agotado la ambición, motivación en el Atlético de Madrid? Lo digo porque esto se refleja en el equipo. Sería una pena que, en el último año del Calderón, no se pueda lograr nada. Pero creo que el Cholo ansía ganar títlos de nuevo. Ya no es por dinero, sino por orgullo propio. Él sabe que puede ganar la Champions pero en un club grande. Por lo tanto, ahí nos queda esa alegría que antes -como El Pupas– jamás hubiésemos logrado.

Hay que darle las gracias al Cholo por todo lo que ha logrado. Por el entusiasmo y las alegrías que nos ha proporcionado a todos los colchoneros. Y ahora toca ver como acabamos esta liga. Ojalá el Cholo siga siendo lo gran profesional que es. Pero lo veo difícil porque él, tal vez, ya está pensando en nuevas metas, ambiciones y títulos. No obstante, gracias Cholo por recobrar la ilusión de la afición atlética.

Sobre Antonio Orejuela

Laureado ex-futbolista ascendiendo a Primera con el RCD Mallorca y campeón de Copa del Rey con el At. Madrid. Analista de fútbol en radio y ahora también en ttdeporte.com.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *