De vencer a Munar en París, a retar a Nadal

Jaume Munar llegó a Roland Garros en 2015 con el cartel de finalista junior en la edición anterior. En segunda ronda se midió a un debutante de 16 años llamado Casper Ruud en la ya desaparecida Pista 18. El noruego remontó al santanyiner un partido que no podía haber empezado de mejor manera para el mallorquín (1/6, 7/5 y 6/2). A pesar de que el camino del nórdico en París se detuvo en la siguiente ronda de octavos de final, su nombre y el de Mallorca se vincularon con el paso del tiempo. Un año más tarde se inauguró la Rafa Nadal Academy, en la cual Munar fue uno de sus primeros pupilos aventajados en su transición al circuito ATP.

El idilio de Ruud con Roland Garros empezó como junior ganando a Munar y ahora disputa la gran final ante Nadal.

Pedro Clar

Ese joven escandinavo, ahora de 20 años, se incorporó a la academia de Manacor con el objetivo de recibir el apoyo de los técnicos en el acompañamiento para mejorar su posición entre las 150 mejores raquetas del ránking. Los mallorquines Tomeu Salvà y Pedro Clar se alternaron con Christian Ruud, padre y entrenador del tenista, para trabajar y viajar con el equipo, además de pasar temporadas de preparación en la isla. Finalmente Salvà se centró más en el día a día con Munar y fue Clar, exjugador llucmajorer, quien dio el paso de atender a Ruud. La progresión en paralelo de los dos alumnos de la RNA en su escalada elevó el listón del tenista de Santanyí hasta rozar el Top-50 y fue el de Oslo quien tomó la delantera hasta llegar al domingo a su primera final de Grand Slam, también en París y ante Rafel Nadal.

 

Trampolín

Una de las paradojas de esta historia es que, a pesar de que Nadal y Ruud han entrenado juntos en la academia y en sesiones alrededor del circuito, el primer enfrentamiento es en el partido por el título en Roland Garros. El aprendiz llama a las puertas de su primer gran éxito en el mismo templo donde su referente ha ganado trece veces. Pero la irrupción del noruego no ha sido flor de un día. El actual número ocho mundial fue quemando etapas desde los torneos Challenger hasta conquistar ocho título ATP en Buenos Aires (2020), Ginebra, Bastad, Gstaad, Kitzbühl y San Diego (2021), además de haber repetido este año en la capital argentina y en la suiza justo antes de la cita parisina. El pasado curso debutó con 22 años en las Finales ATP de Turín alcanzando las semifinales y en marzo disputó su primera final de Masters 1000 en el Miami Open, donde cayó ante Carlos Alcaraz.

De Tsonga a Cilic

El camino de Ruud hacia su primera final en un Grand Slam ha tenido en la arcilla parisina episodios de todo tipo. Debutó en la Philippe Chatrier ante Jo-Wilfried Tsonga en su último partido como profesional en cuatro y despachó la despedida profesional del francés en cuatro apretadas mangas (6/7, 7/6, 6/2 y 7/6). Menos problemas le planteó el finés Emil Ruusuvuori en segunda ronda (6/3, 6/4 y 6/2) para, acto seguido, tener que remontar ante el italiano Lorenzo Sonego (6/2, 6/7, 1/6, 6/4 y 6/3). La segunda semana del noruego se ha resuelto en cuatro sets en todos sus compromisos. En octavos de final se midió al polaco Hubert Hurkacz (6/2, 6/3, 3/6 y 6/3) y en cuartos a la gran sensación danesa Holger Rune (6/1, 4/6, 7/6 y 6/3). En su último peldaño hacia su mejor resultado en un Grand Slam, el noruego se sobrepuso a la pérdida del primer set ante el experimentado croata Marin Cilic (3/6, 6/4, 6/2 y 6/2).

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja una respuesta

*

Acepto la politica de privacidad *