De Gènova a Rusia

2019_01_31 Génova 01

El capitán del Gènova de Preferente se despidió de sus compañeros el pasado sábado tras enfrentarse al Atlético Rafal con victoria por cuatro a tres. Rodri Buján cuelga las botas y entrega el brazalete para marcharse a nada más ni nada menos que trece mil kilómetros. Durante estas diez temporadas vistiendo la camiseta azulona del club palmesano, combinó el fútbol con sus estudios de INEF en Madrid.

Actualmente ha trabajado como entrenador personal en su centro Time4Fit además de ejercer como preparador físico en las categorías inferiores del Cide. Ahora seguirá desarrollando lo que más le gusta en la base del SKA Khabarovsk ruso, una ciudad situada a más de ocho mil kilómetros al suroeste de la capital Moscú. Pero a Buján no le asustan los retos. Su pasión viajera le ha llevado a un intercambio de estudio a Brasil en 2013 o a hacer un Ironman en Wisconsin (EEUU) un año después. Es por ello que, cruzar los Urales, no le supondrá un problema.

¿Cuelga las botas de forma definitiva o es un hasta luego?

Es hasta la próxima temporada porque estará cuatro meses en Rusia. Mi intención es seguir jugando a fútbol hasta que el cuerpo me lo permita y creo que aún me quedan unos años de poder hacerlo.

Rodri Buján cuelga las botas y entrega el brazalete de capitán para marcharse a trece mil kilómetros.

¿Cómo salió la oportunidad de irse a Rusia?

Fue algo que me propuso mi compañero Toni Sánchez, entrenador del juvenil nacional del CIDE donde trabajamos juntos. Se lo ofrecieron a él y, por motivos de trabajo, no podía ir. Entonces me puso en contacto con la persona que llevaba el tema y ahí empezó todo.

¿Costó mucho decidirse?

La verdad es que no. Es una cultura diferente, una ciudad muy lejana, dejar mucha gente en la isla como la pareja, familia y amigos, pero soy una persona a la que le encantan este tipo de retos y experiencias que me obligan a salir de mi zona de confort.

Rodri Buján y sus compañeros de equipo celebrando la última victoria ante el At. Rafal. Foto: RB.
Rodri Buján y sus compañeros de equipo celebrando la última victoria ante el At. Rafal. Foto: RB.

¿Cual será su tarea allí?

Entrenaré a un equipo de fútbol de infantiles y haré entrenamientos de tecnificación a otro grupo de jugadores de la misma edad del SKA Khabarovsk. Van a crear la primera academia de futbol de la región y les apoyaré en el desarrollo de la metodología del fútbol formativo acercándoles nuestro punto de vista.

Rusia acaba de celebrar el Mundial el pasado verano. ¿Qué espera encontrarse a nivel deportivo?

Imagino que la metodología en ese país será muy diferente. Quizás el balón no tenga tanto protagonismo en los entrenamientos como en nuestro país y sí lo tenga la condición física más analítica. Espero que me sirva para dar un salto de calidad en mi trabajo, tanto en el mundo del fútbol como en el del entrenamiento y de la docencia además de abrirme algunas puertas en un futuro.

Se integrará en la academia de fútbol en la región de Khabarovsk en Rusia.

Estuvo hace años en Brasil, ahora Rusia. ¿Le gustan los contrastes?

Cada país y cada cultural tienen algo especial y enriquecedor que te hace aprender y realizarte como persona. Y más si son culturas tan opuestas como la de Brasil y la de Rusia. Por eso no dudé en embarcarme en esta experiencia.

Alguien que se ha movido por el mundo habrá tenido que dominar varios idiomas. ¿Se atreverá con el ruso o le servirá el inglés?

Una de las razones por las que quiero hacer esto es para mejorar mi inglés. No domino el idioma, pero me defiendo. Otra cosa muy diferente será el tema del ruso. Espero poder volver sabiendo decir cuatro cosas básicas.


Portada: Rodri Buján durante un partido con el Gènova en el Garroveral (Fútbol Balear).

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *