Dejen de vender la moto

2019_02_27 ATB

Este miércoles el Ajuntament de Palma ha anunciado, en la cuenta de Twitter de Govern de la Gent, la buena nueva de la aprobación de la subvención 500.000 euros a la Fundació Atlètic Balears “para el nuevo césped e il·luminación del emblemático Estadi Balear”. Un tweet que poco ha tardado la cuenta oficial del club en reproducir en clara señal de aprobación. Hasta ahí todo normal si no fuese porque en diciembre de 2017 Xavier König, consejero delegado de la SAD balearica, firmaba un requerimiento a este medio exigiendo la rectificación de varios puntos citados en el artículo de opinión Sueños Rotos calificándolos como datos falsos. Entre ellos destaca el segundo enunciado que rezaba: “Es completamente falso que el Ajuntament de Palma conceda una subvención directamente al club ni a través de una Fundación”.

Queda una vez más en evidencia lo mal que se ha gestionado la transparencia en todo lo referente a la reforma del Estadi.

Desmentidos

La respuesta de TTdeporte fue hacer alusión a la declaraciones del abogado Antonio Diéguez, que el mismo departamento de comunicación del At. Baleares difundió a los medios, utilizando los siguientes términos: “El Ayuntamiento ayudará en la moqueta del estadio. Creemos que, más o menos, la ayuda se acercará a los 500.000 euros. Dicha partida se encuentra en el presupuesto del ente balear, lo único que queda por hacer es firmar el acuerdo con la Fundación del club”. Catorce meses después, el tiempo vuelve a poner en su lugar a la planta noble de la entidad blanquiazul. Esclavos de sus palabras en esta pasada de frenada, vuelve a quedar en evidencia lo mal que se ha gestionado la transparencia en todo lo referente a la reforma del Estadi Balear. Es perfectamente compatible estar agradecido al acto de generosidad de Ingo Volckmann, con cuestionar la forma de comunicar y manejar los tiempos de cara al entorno balearico. Nunca se ha hablado a las claras de unos plazos que se han dilatado sin una explicación cronológica lineal. La hoja de ruta ha ido variando en el discurso institucional.

Antonio Diéguez atendiendo a los medios el día de los inicios de la demolición del Estadi Balear en 2017. Foto: GuiemSports.
Diéguez atendiendo a los medios el día de los inicios de la demolición del Estadi Balear en 2017. Foto: GuiemSports.

Desorientados

En un primer momento los más optimistas firmaban poder terminar la temporada 2017/18 en la Vía de Cintura. En marzo de 2018, el propietario reconoció en una rueda de prensa que la reforma del Estadi Balear podría estar “casi listo en el mes de agosto y solamente faltará el gimnasio, pero ya estará terminada la tribuna cubierta y los vestuarios”. En mayo, sin atisbo de avance en las obras, en este medio se anticipó que cómo mínimo hasta noviembre (2018), no habría Estadio. Esta información, contrastada con interlocutores internos del propio club, desató las iras del entorno más cercano a la directiva y trató de ser desmentida por canales no oficiales. Llegados al pasado mes de noviembre, el ATB seguía jugando -afortunadamente con una fenomenal racha de resultados- en Son Malferit. Los últimos movimientos comunicativos por parte de la entidad han sido la segunda foto de la plantilla frente a la tribuna a medio terminar y las imágenes de los primeros bloques de hormigón en la grada. Desde TTdeporte celebramos que el Estadi Balear vuelva a recobrar vida como casa de todos los balearicos. Pero las mentiras tienen las patas muy cortas…


Portada: Ingo Volckmann el día del Trofeu Nicolau Brondo subido a una Vespa en Son Malferit (GuiemSports).

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *