Desquiciados

El Mallorca enlazó en Sabadell su segundo tropiezo consecutivo (1-0), algo que todavía no había sucedido en toda la temporada, tras caer por la mínima en la Nova Creu Alta con la diana de Jaime Sánchez a los trece minutos de la primera mitad. El equipo de Luis García Plaza, que acabó expulsado por protestas en el descuento, encadena a su vez cinco encuentros sin ganar como visitante, un empate y cuatro derrotas, cuando se mantuvo invicto durante sus trece primeras salidas.

Los barralets no supieron reaccionar y, cumpliendo una máxima de esta temporada, tampoco lograron remontar.

Impotentes

A pesar de que el cuadro mallorquinista arrancó con empuje e incluso marcando en el primer minuto Álvaro Giménez, aunque se anuló por fuera de juego, fue el conjunto local quien golpeó primero tras un saque de esquina lanzado al segundo palo y que el defensor arlequinado convirtió en gol de media tijera. El Mallorca no supo reaccionar y, cumpliendo una máxima de esta temporada, tampoco logró remontar un marcador adverso chocando ante la defensa numantina de un Sabadell que se encerró en su área y supo guardar su renta.

Luis García Plaza fue expulsado por protestar el tiempo de alargue al cuarto árbitro (LaLiga).

Seis de margen

Restan seis jornadas para acabar la temporada y los barralets siguen aferrándose al colchón de seis puntos, con el golaveraje a favor, respecto a un también irregular Almería. Si bien es cierto que los andaluces han recortado dos puntos en las dos últimas jornadas, solamente pueden alcanzar un máximo de 80 puntos. Con lo cual, al Mallorca le serviría con ganar cuatro partidos más para ascender de forma directa independientemente de los resultados que logre cosechar el conjunto indálico.

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja una respuesta

*

Acepto la politica de privacidad *