El mejor inicio de Luis García

La vorágine competitiva y el repentino parón de selecciones tal vez desviaron la atención de Luis García Plaza. El técnico del Mallorca no cayó en la cuenta, al menos en rueda de prensa, que estos siete puntos sobre nueve posibles en estas tres jornadas son su mejor arranque como entrenador en Primera División. Jamás logró estos registros en las cuatro anteriores temporadas que empezó un curso desde la primera jornada con el Levante y el Getafe.

No era fácil hacer siete puntos de nueve y podríamos tener cinco pero, incluso así, estaríamos satisfechos.

De menos a más

Su primer asalto a la máxima categoría (2010/11) con el conjunto granota tenía unos precedentes similares a el presente con los barralets. García Plaza debutaba tras haber ascendido y se llevó tres reveses a las primeras de cambio tal vez fruto de la inexperiencia: Sevilla (1-4), Getafe (4-1) y Villarreal (1-2). Mucho mejor no empezó la campaña 2011/12 con un solo punto en los tres primeros encuentros al mando del Levante: Getafe (1-1), Real Madrid (4-2) y Rayo Vallecano (0-1). Con el cambio de aires a Getafe, el técnico madrileño mejoró sus registros en la 2012/13 con cuatro puntos de nueve posibles: derrota en Sevilla (2-1), victoria al Madrid (2-1) y empate en Riazor (1-1). Vuelta a las andadas en la 2013/14 sumando solamente un empate con los azulones: R. Sociedad (2-0), Almería (2-2) y Valencia (1-0).

Ambicioso

“¡Es verdad!”, exclamó sorprendido pero a su vez satisfecho Luis García al recordarle en la rueda de prensa previa al partido ante el Athletic Club que el empate frente al Betis y los triunfos contra Alavés y Espanyol son su mejor arranque en Primera. “Con el Levante empezamos perdiendo los primeros tres partidos, en la primera vuelta hicimos quince puntos y nos marcamos una segunda de treinta para salvarnos”, recordó el madrileño. El inquilino del banquillo de Son Moix se congratuló sobre el hecho que su equipo “transmite buenas sensaciones desde que estoy aquí y ya la primera pretemporada fue muy buena y este ganamos cinco de los seis amistosos” agregando que percibe “esa personalidad, ganas y ambición del año pasado”. García Plaza reiteró que “a partir de ahí no era fácil hacer siete puntos de nueve y podríamos tener nueve pero también en cualquier jugada nos hubiesen podido empatar y ahora tendríamos cinco o incluso cuatro puntos. Pero, incluso así, estaríamos satisfechos con esa situación”. El entrenador mallorquinista finalizó confesando que al equipo le pide que “mire a los ojos al rival en cada partido y, si nos tienen que ganar, no se lo pondremos fácil. Habrá más derrotas que victorias pero, a largo plazo, las cosas salen”.

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja una respuesta

*

Acepto la politica de privacidad *