El muro de Moreno

2017_08_02 Mallorca

Además de la notable superioridad ofensiva demostrada por el Mallorca en esta temporada, llama poderosamente la atención que los de Vicente Moreno han dejado su portería a cero en los tres amistosos ante Poblense, Constància y Formentera. Un total de 270 minutos sin encajar son una clara declaración de intenciones del técnico valenciano ante uno de los males endémicos de este equipo desde 2012 cuando empezó su descalabro desde la Primera División hasta el fútbol de bronce.

Un total de 270 minutos sin encajar son una clara declaración de intenciones del técnico valenciano.

Descalabro defensivo

Los registros de la nefasta temporada del descenso a Segunda (2012/13) el equipo dirigido por Caparrós y Manzano fue el más goleado de la categoría con la friolera de 72 tantos. Oltra, Carreras y Olaizola tampoco lograron resolver este apartado un año después ya en la categoría de plata. Fueron 57 tantos encajados dejando al Mallorca a merced de la última jornada para evitar el desastre. En la temporada 2014/15 se empeoraron estos registros hasta las 64 dianas. Curiosamente, en los dos últimos cursos, se atenuó esa circunstancia pero el equipo coqueteó con el descenso hasta caer por el precipio de la Segunda B. En la 2015/16 se encajaron 45 goles -con la permanencia in extremis en Pucela- y 50 más la pasada campaña del naufragio. El gran handicap de esos dos cursos fue la escasez ofensiva con 39 y 42 goles respectivamente.

Vicente Moreno dando instrucciones desde la banda de Son Bibiloni. Foto: RCDM.
Vicente Moreno dando instrucciones desde la banda de Son Bibiloni. Foto: RCDM.

Seriedad y solvencia

Exceptuando su primera temporada en Xerez (2011/12) los hombres dirigidos por Vicente Moreno encajaron 44 tantos en 26 jornadas de liga. Situación que empezó a atenuar en el Nàstic desde su llegada en 2013 cuando, en 32 partidos, encajó solamente 26 tantos dejando a los de Tarragona al borde del ascenso a Segunda. Un año después mejoraría todavía más ese balance con 35 dianas en 42 partidos culminando en el ansiado ascenso. Pronto también estaría de dar la campanada con los catalanes si hubiese logrado el doble ascenso la temporada 2015/16 luchando, hasta la última jornada, por el ascenso directo mano a mano con el Leganés. Encajó solamente 41 dianas por 57 a favor como balance. Solamente en la pasada campaña ese registro le costó el cargo. En la jornada 19 su Nàstic había encajado 27 tantos, era colista de Segunda habiendo logrado solamente tres triunfos en casi una vuelta entera.


Portada: Manolo Reina atajando un disparo en el entrenamiento (RCDM).

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *