Homenaje a la vida

2020_01_12 ATB 01

Este domingo el Estadi Balear vivió un homenaje a la vida dedicado a Xavi Delgado. Este carismático aficionado balearico está luchando contra una complicada enfermedad durante los últimos dos meses y salió del hospital acompañado de sus dos familias -la de sangre y la blanquiazul- en el que es su segundo hogar. Xavi ha sido uno de los dinamizadores de la grada de animación Fanàtiks del Atlètic Balears en los últimos quince años y es por ello que toda la masa social, trabajadores del club, jugadores, cuerpo técnico y directiva se volcaron antes, durante y después del encuentro.

Ninguno de los acompañantes de Xavi olvidaremos jamás el día que todo el Estadi Balear gritó su nombre en pie.

Tributo

Lejos de rendirse, Xavi quiso pasar la previa del encuentro en el Bar Atlético Baleares. Las limitaciones propias de su enfermedad no fueron un impedimento para cruzar el puente sentado en su silla de ruedas y empujado por sus amigos, hermanos y peñistas hacia el recinto de la Vía de Cintura. Abrazos, lágrimas de alegría y cánticos de apoyo le acompañaron hasta la entrada al estadio. Patrick Messow le hizo entrega de una placa de agradecimiento por su desinteresada trayectoria impulsando todo tipo de iniciativas. Los futbolistas saltaron al campo para enfrentarse al Langreo con una camiseta azul, su foto y el lema “Ens esperen dies de glòria” que tan popular se hizo la temporada del ascenso a Segunda B en 2008. La plantilla se fotografió en la banda con Xavi, su esposa Cati, sus dos hijos y resto de familiares.

Haro levantándole el pulgar a Xavi que le responde con aplausos.
Haro levantándole el pulgar a Xavi que le responde con aplausos.

Entregados

Durante el encuentro no cesaron los cánticos para Xavi y un continuo desfile de balearicos y balearicas que se acercaron a saludarle afectuosamente e interesarse por su estado de salud. Entre medias, ya en el segundo tiempo, David Haro se acercó a la banda más cercana a la portería donde marcó el tercer tanto del encuentro para dedicarle el gol levantando el pulgar. Xavi respondió con aplausos y esbozando una gran sonrisa. Al final del encuentro volvieron a acercarse los futbolistas balearicos para dedicarle una nueva victoria. El capitán Guillem Vallori, ostensiblemente emocionado, fue el primero en abrazarle. Le siguieron Diego Cervero, muy sensibilizado con estos temas al ser médico por vocación, además del resto de jugadores uno por uno.

Ovación

Destacó el portero Xavi Ginard que, a pesar de no haber jugado como titular, también se acercó y siempre ha estado muy pendiente de su tocayo. El artanenc fue uno de los que le han visitado en las últimas semanas en Son Espases y le regaló sus guantes firmados como muestra de complicidad y agradecimiento por su tarea en los últimos años. Xavi abandonó el Estadi Balear entre aplausos y arropado por los suyos. Todos los actos, preparados y espontáneos, vividos en la jornada de este domingo son un ejemplo del poder que tiene el deporte para humanizar situaciones tan dramáticas. Seguro que ninguna de las personas que le queremos, vamos a olvidarer jamás el día que toda la grada gritó su nombre en pie. A pesar de verse notablemente emocionado por todas las muestras de cariño, con el partido resuelto en sus últimos minutos, Xavi no pudo reprimirse de preguntar cómo iba el Atlético B en su partido contra el Marino Luanco. Pero, el tema de la lucha por el liderato, quedó aparcado en un segundo plano.

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *