El killer, una asignatura pendiente

2016_07_29 Guiza

La última pieza del rompecabezas de la plantilla del RCD Mallorca para la temporada 2016/17, es su delantero de referencia. Como ya nos ha quedado claro, falta gol y el perfil que se busca es el de un futbolista killer. Jordi Borrell puso en su artículo los puntos sobre las íes en este tema y, semanas atrás, recogí una estadística que reconocía que el pichichi de Segunda no tiene garantizado el ascenso. Con todo ello, que no es poco, uno trata de echar la vista atrás y buscar en el Mallorca ejemplos y referentes en esa faceta.

Güiza, el último killer

Hace ya nueve temporadas que un futbolista de la primera plantilla no alcanza la cifra mínima de 15 goles en liga. El último fue Dani Güiza en la temporada 2007/08 donde logró 27 dianas y le aupó al pichichi de Primera. También el último máximo artillero nacional en la máxima categoría. Esas cifras le valieron que Luis Aragonés le llevara a la Eurocopa de Austria y Suiza donde participó de la plantilla que alzó el título en 2008.

El listón está bajo

Desde la hito de Güiza, vemos los 23 tantos de Aduriz (2008-2010) como único ejemplo. El delantero vasco necesitó dos temporadas para tratar de acercarse a los números del último pichichi. Eso sí, el athleticzale fue regular con 11 y 12 goles en cada curso respectivamente. Precisamente esa última cifra ayudó al Mallorca en la temporada que se rozó la Champions perdida en el descuento del Almería-Sevilla.

Desde Güiza hace ya nueve temporadas que un futbolista no alcanza la cifra mínima de 15 goles en liga

Webó (2010/11) y Hemed (2012/13) marcaron once tantos en Primera. Los mismos que Gerard Moreno en la primera temporada en Segunda. Posteriormente hay que destacar los nueve goles de Xisco Jiménez. Cifra nada desdeñable considerando que llegó en el mercado invernal tras no adaptarse Scepovic que, no obstante, aportó seis dianas en el primer tramo de curso.

Corregir en enero

Igual que el caso de Xisco, este año se optó por Ortuño tras ver los problemas de Bianchi, Coro y Acuña frente a portería. Cierto es que también llegó Colunga. Entre el murciano y el asturiano marcaron seis goles. Los mismos que Brandon en toda la temporada. Eso sí, el santanyiner los marcó en el primer tramo de liga y anotó dos en la última jornada. Óscar Díaz se quedó en blanco y Lago Junior aportó, pero tal vez menos de lo esperado visto el cartel con el que llegaba el tridente de los 21 goles en 21 partidos.

 

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *