La concentración se puede entrenar

Olaizola arengando a los futbolistas en el entrenamiento. Foto: RCDM.

La concentración, aquello por lo que los entrenadores rezan, los jugadores suspiran y padecen y, aunque se desconozca, aquello que podrían entrenar y no lo hacen. Entendemos la concentración cómo el proceso cognitivo de atender voluntariamente a uno o varios estímulos implicando energía. Está demostrado que es imposible permanecer concentrado en el mismo estímulo durante mucho tiempo. Si pruebas a atender a tu respiración pulmonar con los ojos cerrados te darás cuenta que en pocos segundos o minutos te distraen, ruidos, sensaciones, pensamientos y otras cosas. La atención en el deporte es un aspecto entrenable muy importante, dada la cantidad de estímulos presentes en la práctica deportiva. Multitud de clientes me han consultado el deseo de “estar concentrado al máximo durante todo el partido”, el primer paso es entender que eso es imposible, al máximo te implicaría fatiga mental y durante todo el partido también.

A nivel psicológico se entrena para potenciar un buen uso atencional en determinadas situaciones de partido.

Capacidad y uso atencional

En el entrenamiento de habilidades psicológicas, concretamente el entrenamiento de la atención y la concentración, es fundamental discriminar estímulos -cosas que nos atraen la atención- y situaciones deportivas -momentos del partido o competición dónde los objetivos son diferentes-. Así pues, el psicólogo deportivo puede aportar dos vías de entrenamiento diferentes: entrenar la capacidad atencional de base, es decir la capacidad de mantener la atención en lo que uno desea y no tener excesivas distracciones, o entrenar el uso atencional en las situaciones competitivas de cada deporte. Si os fijáis, no habrá rueda de prensa de un entrenador dónde no se haga referencia a la concentración de sus jugadores, caso que hemos visto con el Real Mallorca, por ejemplo. Esto no quiere decir que los jugadores no “sepan” concentrarse, sino que no están suficientemente entrenados a nivel psicológico para hacer un buen uso atencional en determinadas situaciones de partido.

Futbolistas del Mallorca calentando antes del partido ante el Cádiz. Foto: LFP.
Futbolistas del Mallorca calentando antes del partido ante el Cádiz. Foto: LFP.

Planes de enfoque

Son herramientas que aplica el psicólogo en el proceso de entrenamiento del deportista a nivel atencional, para determinar los estímulos clave a atender en una determinada situación de partido. Esto se conjunta con un planteamiento de objetivos para enfocar la atención hacia una acción y beneficio. Por ejemplo, en un córner los estímulos importantes de un defensor podrían ser, mi zona a defender, el balón, el rival que entra en mi zona, y zona dónde despejaré si me llega el balón. Este plan se ensaya mediante visualización o en vivo en los entrenamientos. Es solo un ejemplo de cómo entrenar la concentración. Los siguientes aspectos afectan a la concentración: pensamientos sobre una acción pasada, emociones o presiones durante el partido, una relajación o un nivel excesivamente alto de activación, etc. Por lo que imaginad, todo lo que podemos trabajar los psicólogos deportivos para que el deportista se concentre adecuadamente.


Foto portada: RCDM.

2016_07_10 Logo psicologo

Sobre Óscar Bueno

Psicólogo deportivo mallorquín y entrenador avanzado de fútbol. Trabaja con deportistas profesionales y amateur, jóvenes y veteranos de distintos deportes. Ha colaborado con el RCD Mallorca, BSA-Palma Air Europa o la Vilas Tennis Academy. Puedes encontrar más en www.oscarbueno.es

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *