«Las ayudas deben adaptarse a nuestras necesidades»

Esther de León recibió el reconocimiento a Millor Esportista Adaptada del año en la Gala de l’Esport Balear. La actual campeona de Europa y finalista del Mundial de parakarate acompañó al elenco de deportistas galardonados en los Premis Esports IB 2021 y no dejó indiferente a nadie en su discurso dirigido a los presentes en el Conservatori, así como también a quienes siguieron el evento a través del streaming.

La luchadora mallorquina no se olvidó de reivindicar, en el acto organizado por la Conselleria d’Afers Socials i Esports, una “mayor atención por parte de los medios de comunicación hacia el deporte adaptado” así como también alzó la voz en favor de “adaptar las ayudas a los deportistas con discapacidad intelectual como ya pedimos al Consejo Superior de Deportes (CSD)”.

 

De León y su entrenadora Alicia Reynés posan con el palista Marcus Cooper.

Apoyo real

El exitoso palmarés y su amplia trayectoria acreditan a la parakarateka en el BOE como deportista de alto nivel (DAN) desde 2014 pero, desde entonces, no ha podido aprovechar los beneficios que le ofrece su condición de alto rendimiento al “no ajustarse a la realidad de las personas con necesidades especiales”, explican en la familia De León López.

“Si los políticos que deben legislar estas cuestiones, no lo han vivido, es muy difícil que puedan acertar”, explica Luis de León. El CSD ofreció a la isleña apoyo como mujer deportista pero “no existe una adaptación a su discapacidad, ya que Esther difícilmente necesite ayudas para la conciliación familiar por tener hijos o poder acceder a una formación de estudios superiores”, recalca el padre.

No existe una adaptación ya que difícilmente Esther necesite ayudas para la conciliación familiar o estudios superiores.

Propuestas

La insularidad es otro contratiempo añadido para la luchadora del Karate Club Campos de Palma. “Los horarios de los vuelos normalmente nos obligan a tener que incluir, como coste adicional, el hecho de pasar una noche como mínimo en el sitio donde compite más otros desplazamientos interiores que otras rivales de mi hija no tienen que asumir al residir en la península”, explica su progenitor.

“La realidad de Esther hace que tengamos que acompañarla y recogerla diariamente en sus entrenamientos, porque no puede hacerlo sola, lo cual requeriría una ayuda para adquirir vehículos a nombre del deportista discapacitado, con exención del impuesto de circulación o el IVA, además de convenios con fundaciones que puedan contribuir a sufragar los gastos de los técnicos que acompañen a los deportistas adaptados en sus competiciones”, propone Luis de León.  

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja una respuesta

*

Acepto la politica de privacidad *