Lesionarse por miedo a lesionarse

2016_10_18-nadal-01

La capacidad atencional en el deporte es uno de los factores mentales de mayor influencia dentro del rendimiento deportivo. Controlar la atención puede ser un arma y el descontrol sobre esta puede ser un continuo castigo. La atención es cómo un foco que apunta a determinados estímulos de una situación deportiva, y, por tanto, según el deporte y la situación el deportista debe enfocarse en lo más apropiado para tomar una decisión acertada.

Puede existir falta de autoconfianza y esté derivando en nervios, ansiedades, preocupaciones y dudas.

El origen del miedo

Rafa Nadal, recientemente ha verbalizado la posibilidad de finalizar la temporada competitiva, debido a que “juega con miedo a lesionarse”. El miedo es una emoción que tenemos todas las personas y que conlleva un aumento de tensión en nuestro cuerpo debido a la preocupación que nos produce. Si de verdad Rafa tiene miedo a lesionarse, le están ocurriendo dos circunstancias que empeoran su rendimiento:

  • El miedo aumenta la tensión muscular y el desgaste de energía, por lo que, siendo el tenis un deporte de precisión, puede llevarle a cometer más errores no forzados debido a que la técnica se ve totalmente influenciada por el estado muscular, y puede que, además, se fatigue con mayor facilidad.
  • El miedo, cómo una emoción cualquiera, está producida por algún estímulo, posiblemente un pensamiento (“uff, cómo me vuelva a lesionar…”) o una sensación (un pequeño punto de dolor en la muñeca). Es evidente que yo puedo atender un instante a la parte dolorida, pero si no tengo miedo a lesionarme, volveré a centrarme en el partido. Por otra parte, si es algo que me da miedo, me preocupa, estaré recurrentemente atendiendo a esas sensaciones y/o esos pensamientos, y por tanto descentrado del partido. Si mi atención no se dirige correctamente, tomaré peores decisiones y ello conllevará un peor rendimiento.

Gestionar emociones

Es una tarea difícil y existen situaciones que nos pueden superar, así mismo hay que distinguir un dolor “sufrible” de un dolor cómo aviso de una lesión; así como Nadal hace tiempo dijo que “un tenista no necesita psicólogo” parece ser que lleva unos años dónde no le hubiese venido nada mal, no un psicólogo cualquiera, sino uno especializado en deporte. Y no debemos olvidar, que detrás de todo esto puede existir una falta de autoconfianza que esté derivando en nervios, ansiedades, preocupaciones y dudas, y hay que decir que, por suerte, esto se puede entrenar y solventar.


Fotos: Miami Open y FFT.

2016_07_10 Logo psicologo

Sobre Óscar Bueno

Psicólogo deportivo mallorquín y entrenador avanzado de fútbol. Trabaja con deportistas profesionales y amateur, jóvenes y veteranos de distintos deportes. Ha colaborado con el RCD Mallorca, BSA-Palma Air Europa o la Vilas Tennis Academy. Puedes encontrar más en www.oscarbueno.es

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *