‘Mandiolizados’

2019_10_08 ATB 01

Dijo Manix Mandiola en su día que el Atlètic Balears contrató a un psicólogo y, poco tiempo después, este cogió la baja por depresión. La ironía sin filtros del técnico vasco refleja a la perfección la metamorfosis anímica de un plantel y entorno que acababa de tocar fondo cuando llegó al club. Ahora los balearicos compiten en Segunda B afrontando los partidos sin complejos ni urgencias. Más allá de la goleada ante el Racing de Ferrol y el liderato del Grupo I, algo ha cambiado en la mentalidad.

Por primera vez durante dos temporadas, los balearicos no pagan el peaje de una derrota emocional como la del PlayOff.

Madurez

No me refiero a estas tres últimas temporadas donde se pasó de rozar el descenso a tener la Segunda División a un gol. Voy más allá. Los blanquiazules alcanzan este curso su décima campaña consecutiva en el fútbol de bronce. Durante esta década la evolución ha sido contínua, con altibajos también, pecando de inexperiencia al principio y con momentos de incertidumbre deportiva. Era habitual empezar mal la temporada, acumular derrotas abultadas fuera de casa y tener que sudar sangre para puntuar en el Estadi Balear. Entonces se destapaba la caja de Pandora, los ceses de entrenadores formaban parte del guión y en los mercados invernales llegaban incontables futbolistas que pasaban con más pena que gloria.

El lateral izquierdo José Peris golpeando el balón en Ferrol. Foto: ATB.
El lateral izquierdo José Peris golpeando el balón en Ferrol. Foto: ATB.

Serenidad

Por primera vez durante dos temporadas conecutivas, los balearicos no pagan el peaje de una derrota emocional como la del PlayOff. Quizás sea porque el eibarrés, entre otras muchas cosas, tiene esa capacidad de relativizarlo todo. Cierto que es que buena parte de la plantilla no vivió los varapalos de junio, pero el entorno y la propiedad también se han ‘mandiolizado’. Este arranque competitivo todavía no ha lanzado las campanas al vuelo. El presente manda y el pasado más inmediato supone un dique de contención a la euforia. Solo así se podrá llegar con serenidad al próximo mes de junio. A diferencia del año anterior, Mandiola se gira al banquillo y tiene recursos donde escoger. Veremos si esa puede ser la piedra filosofal.


Portada: Abrazo entre Villapalos y Aurtenetxe al finalizar el partido en A Malata (ATB).

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *