Moreno, Güiza y el derbi

Vicente Moreno daba instrucciones desde la banda. Foto: RCDM.

Mallorca y Atlètic Balears llegan al derbi tras sendas victorias que no han ayudado a despejar algunas incógnitas. Mallorquinistas y blanquiazules se presentarán en Son Malferit con más dudas que certezas. El partido que Sarver no pudo ver -ni nadie que no fuera a Son Moix- deja dudas sobre un equipo todavía en construcción. El triunfo, eso sí, sirve a los de Vicente Moreno para aumentar su botín. La victoria por la mínima ante la Penya Esportiva ya es historia. Como lo es también la del Balears en Formentera. Los de Armando De la Morena ganaron (0-2), pero faltó solvencia en la segunda parte. Gerard Oliva se estrenó y Xisco marcó la diferencia. Aunque las apariciones individuales no deberían esconder la fragilidad defensiva mostrada por los balearicos. La pareja que forman Manu y Sergio Sánchez no transmite seguridad. Óscar Rico está muy por debajo de su pretendido nivel y Uche se volvió a lesionar. Por desgracia, esto último ya no es noticia.

Los derbis se empiezan a jugar en lunes, se arrastran hasta los instantes previos y dejan consecuencias tras los noventa minutos.

Vicente Moreno en la discoteca

El club organiza la rueda de prensa previa al partido ante la Penya en una sala de fiestas del Paseo Marítimo. Hay preparado un aperitivo, gentileza del nuevo patrocinador mallorquinista. Es un buen contexto para hablar con Vicente Moreno de forma más distendida. Compartimos con el técnico una agradable charla llena de anécdotas. Los gustos nocturnos de algunos futbolistas se apoderan de la conversación. Dani Güiza y Diego Tristán son las estrellas del improvisado diálogo. Dos delanteros top con pasado glorioso en Son Moix, especialmente el primero, pero también conocidos por su afición a las discotecas. Moreno lo tiene claro. Dos jugadores tan excelentes como insostenibles para la convivencia de un vestuario profesional. Güiza no jugará el derbi que viene y seguirá compaginando el fútbol en la Tercera División andaluza con su otra gran pasión: es socio capitalista de una conocida discoteca gaditana.

Dani Güiza en un lance de la última vez que se enfrenó al Mallorca. Foto: LFP.
Dani Güiza en un lance de la última vez que se enfrenó al Mallorca. Foto: LFP.

¿Se lo perderá Sarver?

Ajeno al ambiente de rivalidad en Palma, Robert Sarver hizo las maletas y regresó a casa hace poco más de una semana. Salvo sorpresa, el dueño del Mallorca se ausentará en el campo del gran rival sentimental y no acudirá a un partido marcado en rojo por los aficionados. Decisión difícil de entender. De nada sirve que Sarver arengara a su plantilla en Peralada con frases como “no he venido para ir al Bernabéu” o “a ganar, no hay excusas”. Si el propietario quiere a su club debe presentarse en Son Malferit. No se me ocurre mejor muestra de amor en una semana de guerra psicológica. Los derbis se empiezan a jugar en lunes, se arrastran hasta los minutos previos y dejan consecuencias después de los noventa minutos. Desconfíen de aquellos que les digan que son sólo tres puntos.

Sobre Josep Verger

Periodista. Trabaja en la redacción de deportes de IB3 Televisió desde hace 10 años. Actualmente forma parte de la plantilla de redactores del Informatiu d'Esports.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *