Nadal da un paso adelante con el servicio

2017_05_31 Nadal 01

Con estas palabras definió Rafel Nadal las buenas sensaciones que dejó el hecho de no haber concedido una sola oportunidad de break a su rival Robin Haase para acceder a tercera ronda de Roland Garros (6/1 6/4 6/3). Además el manacorí aclaró que “he sacado mejor que el primer día” a pesar de que “yo no soy Karlovic, el hecho de estar sólido en mis juegos de saque no es solamente por el servicio sino la continuidad y poder coger el drive”. De hecho centró los últimos minutos del entrenamiento matutino en la misma pista central sobre esa cuestión. Carlos Moyà restaba al ganador de catorce grandes que, bajo la cercana supervisión de Toni Nadal, trataba de entrar agresivo con su drive de zurdo o el revés.

El hecho de estar sólido en mis juegos de saque no es solamente por el servicio sino la continuidad y poder coger el drive.

Sensación de control

Nadal quiso matizar que su drive volvió a funcionar con 18 ganadores sobre los 33 en total alegando que “ello me ha permitido controlar las direcciones sin tener que pensar demasiado ni perder milésimas de segundo”. Sobre la intensidad de su juego, el manacorí se sinceró al afirmar que “si la pierdo mi tenis se vuelve normal y previsible”. El ganador de nueve Roland Garros ha superado las dos primeras rondas sin ceder un solo set y en menos de dos horas por encuentro, motivo por el cual se alegra de “estar en tercera ronda y con buenas sensaciones”. Sobre el siguiente rival, Nikoloz Basilashvili, reconoció “no tener mucha información”. No se enfrentaron previamente con el georgiano, número 63 del ranking, pero sí destacó que su referencia sobre él es que “golpea a la bola muy fuerte y agresivo con su drive y ello me obligará a ser sólido con mi saque”. El tenista de 25 años nacido en Tblisi llega tras haber supoerado anteriormente al francés Gilles Simon y al serbio Viktor Troicki.

Nadal saltando a la Philippe Chatrier entre una nube de cámaras de teléfonos móviles. Foto: TTdeporte.com
Nadal saltando a la Philippe Chatrier entre una nube de cámaras de teléfonos móviles. Foto: Pau Ferragut.

Reencuentro con la Chatrier

Salía Nadal en la Chatrier por primera vez desde que el año pasado tuvo que retirarse por la lesión de muñeca. Fue especial, tal como reconoció el manacorí sobre la misma central al micrófono del extenista Cédric Pioline al afirmar que “tal vez es la pista más importante de mi carrera”. Cuando su nombre fue anunciado por megafonía, una nube de objetivos de teléfono móvil le cubrían de camino a su banquillo y la algarabia en el momento que el speaker recordaba año por año las nueve veces que levantó la Copa de los Mosqueteros en Bois de Boulogne. Unos metros atrás, en su box, se sentaban por el orden habitual Toni Nadal, Carlos Moyà, Carlos Costa (manager), Rafel Maymó (fisio) y Benito Pérez Barbadillo (responsable de comunicación).

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *