Por amor al ‘Mallorqueta’

claassen2

No entendí como, a pesar de descender a Segunda, los aficionados despidieron con aplausos a los futbolistas en Son Moix el dia que se bajó ante el Valladolid. Mi capacidad de asombro se ha vuelto a ver desbordada por la movilización de estos mismos aficionados a Pucela. Imagino que tienen unos sentimientos parecidos a los que puede tener un padre hacia su hijo. Para mí no tiene otra explicación.

Merecen ser VIP

Después de una temporada en la que han sido engañados por Claassen, que después de hacer negocio se ha borrado, y por la mayoría de futbolistas que ni les ha ocupado ni preocupado la situación límite que se veia venir; ahora resulta que hay que ir a Valladolid a apoyar y aclamarles pase lo que pase. Sin duda el mallorquinista auténtico, no el circunstancial, se merece no solo que le paguen bus y entrada a Zorrilla. Deberían regalarles un abono VIP para la próxima temporada en Segunda o Segunda B.

Un amor de padre

Esta capacidad de aguante, sufrimiento y amor por una SAD o club de fútbol insisto que solo la veo comparable a los padres que, sabiendo que al equipo de su hijo le enchufarán una goleada, se desviven por el peque. Aquello que todos conocemos por amor de padre. No le encuentro explicación a hacer un viaje de veinte horas, ida y vuelta, a Valladolid el mismo día para ver al Mallorca, esperemos, no descender al fútbol amateur. Supongo que a esto hay que llamarle amor al Mallorqueta.

Sobre Tomeu Terrasa

Comunicador dedicado durante más de 30 años a la información deportiva. Ha narrado al RCD Mallorca en Primera y Europa además de acompañar a Moyà y Nadal alrededor del mundo desde 1997.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *