Remontada balsámica

2017_10_22 ATB 01

El At. Balears tuvo que esperar un mes y medio para reencontrarse con el triunfo. Parecía el escenario idílico ante otro filial, además colista y sobre césped natural. Pero el ambiente se tensó encajando primero y, de nuevo, tras otro cándido error en la zaga. Armando De la Morena toma aire con este triunfo para tratar de escalar de nuevo en la tabla. Los tres triunfos balearicos se han producido lejos de Son Malferit y, el próximo domingo, tocará reconciliarse con la afición ante el Peralada.

El At. Balears tuvo que esperar un mes y medio para reencontrarse con el triunfo.

Nuevos errores

De la Morena introdujo cambios en su once empezando por el regreso de Carl Klaus en la portería, de Manu Farrando en el eje de la zaga y la entrada de Migue y Rodri en los extremos. Otro error garrafal en la línea de centrales permitió al filial zaragocista ponerse por delante a los siete minutos. Villapalos volvió a fallar en su cesión atrás a Carl Klaus, y fue aprovechado por Rubio para abrir el marcador a puerta vacía sin oposición. La réplica no llegó hasta el minuto veinte cuando Migue Marín culminó de cabeza una gran jugada por la banda derecha de José Ruiz. Con el paso de los minutos los balearicos empezaron a jugar mejor y a llegar con más peligro. El técnico madrileño se vio obligado a realizar la primera sustitución en el primer cuarto de hora por lesión del paraguayo Rodri dando entrada a Nacho.

De la Morena, que salvó un match ball, charlando en el aeropuerto con el director deportivo Patrick Messow. Foto: ATB.
De la Morena, que salvó un match ball, charlando en el aeropuerto con el director deportivo Patrick Messow. Foto: ATB.

Expulsión y remontada

En la segunda mitad los blanquiazules salieron dispuestos a completar la remontada en la ciudad deportiva del Real Zaragoza. De la Morena movió ficha dando entrada a otro atacante como Álvaro Sánchez por Migue Marín. Pero no fue hasta el paso por la media hora que se decantó definitivamente la balanza con la expulsión de Torras por doble amonestación. De esa falta nació la acción que permitió a Nacho Heras desequilibrar la balanza. Tras una jugada embarullada le cayó un rachace en el área pequeña para marcar su primer tanto como balearico. En los últimos minutos Marcel -que entró por Gerard Oliva a falta de diez minuto- pudo haber sentenciado el encuentro con un disparo lejano que buscaba la cruceta. Sin tiempo para más, tres puntos para el At. Balears que se reconcilia con el triunfo. No ganaban desde la cuarta jornada ante el Mestalla acumulando cuatro empates y una derrota.


Portada: Los futbolistas del At. Balears se abrazaban tras el tanto de Migue en Zaragoza (ATB).

Sobre Pau Ferragut

Especialista en tenis y estadísticas deportivas. Ha cubierto la información de Roland Garros desde 2011.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *