Síntomas alarmantes

2017_02_28 Mallorca

A principio de temporada estábamos expectantes ante una nueva etapa con unos propietarios que habían invertido en confeccionar una buena plantilla con garantías de afrontar una campaña con ilusión y la pretensión de poder volver a Primera. Poco a poco hemos visto como no se ha cumplido nada de ello. Los síntomas son claros y evidentes. Cuando un equipo no funciona, el hecho de que el entrenador sea cesado al no encontrar soluciones ya es una señal de que se ha hecho algo mal.

Mientras los jugadores siguen en una nube, la Segunda exige una actitud y juego diferentes.

Saber a que se juega

Tras Vázquez llegó Olaizola. Un técnico con poca experiencia pero, por su carácter y personalidad, ofrecía la garantía de ser un hombre de club. Con ello no es suficiente porque se arrastran deficiencias de temporadas atrás y que no han sabido solventar. Este club, a mi entender, sigue estando en Primera por infraestructura, forma de ser y quere hacer las cosas de una manera equivocada. Mientras los jugadores están demasiado mimados pensando que están en una nube; la Segunda exige una actitud y juego diferentes. No hace falta jugar bonito sino saber a lo que se juega. Otros equipos han sabido aplicarlo y por ello están arriba. No es que tengan más calidad en su plantilla sino que tienen los conceptos claros. Este Mallorca ha sido incapaz de llevarlo a cabo tras cuatro temporadas en esta categoría.

Cuestión de futbolistas

Les falta carácter y personalidad. Técnicamente han demostrado superioridad ante varios de sus rivales, pero no rematan la faena. Cuando las cosas se tuercen y el contrario te daña con ocasiones y batiéndote, sale a la luz la fragilidad de un equipo que se viene abajo. Así es imposible lograr nada. Para empezar llevamos más de un año natural sin ganar dos partidos consecutivos. Esto es una señal de que el equipo, desgraciadamente, es carne de cañón. Ojalá me equivoque pero todos los síntomas indican que este Mallorca es un serio candidato al descenso. Mucho tendrían que cambiar las cosas empezando por los mismos jugadores. Faltando quince jornadas va a ser muy complicado cambiar el chip al final.


Foto portada: LFP.

Sobre Antonio Orejuela

Laureado ex-futbolista ascendiendo a Primera con el RCD Mallorca y campeón de Copa del Rey con el At. Madrid. Analista de fútbol en radio y ahora también en ttdeporte.com.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *