Aura de positivismo

Celebración del triunfo sobre el céspe de Son Moix. Foto: LaLiga.

Afortunadamente el inicio del Mallorca fue el soñado por todo el mundo pero, no nos engañemos, el esperado por muy pocos. El aura de positivismo permitió mantener la dinámica de resultados del ascenso. Pero ojo, solo un partido. El año pasado el Huesca empezó ganando y gustando pero la cosa terminó mal. Está claro que el equipo juega de memoria, sabe a lo que juega y el bloque tiene las ideas muy claras de los puntos fuertes pero también los débiles. Ahora bien, con el presupuesto más bajo de Primera, fue capaz de ganar a un equipo con empaque.

Moreno ha dejado un mensaje con doble sentido: si no le traen algo mejor, contará con su gente de confianza.

Entusiasmo

Es cierto que el Mallorca fue capaz de generarle muchas ocaisones a todo un Eibar. Pero deberá ser efectivo porque, en próximas jornadas, otros equipos no le permitirán disfrutar de tantas. Destaco el entusiasmo y las ganas de muchos debutantes para replegarse y obligarle al Eibar a tener el balón. Solamente en algunos momentos de la segunda mitad se notaron las diferencias respecto a un equipo de la máxima categoría. Lo que sí se supo hacer fue cerrar el partido en el último cuarto de hora con un Raíllo y Valjent impecables. El equipo me gustó y hay que echarle un capote a Vicente Moreno.

Reina y Valjent se felicitan tras ganar al Eibar. Foto: LaLiga.
Reina y Valjent se felicitan tras ganar al Eibar. Foto: LaLiga.

Experiencia

Se ha cumplido la premisa de renovarle, mantener el bloque, traer jugadores con hambre y ahora traer dos o tres jugadores con experiencia en la categoría. Llegarán los momentos importantes y estos ayudarán a superar situaciones complicadas de verte obligado a ganar si estás abajo. Este resultado no debe tapar lo que le falta al equipo y el club tiene hacer un esfuerzo. Moreno ha dejado claro el mensaje con doble sentido desde el minuto uno: si no le traen algo mejor, contará con su gente de confianza.


Portada: Celebración del triunfo sobre el céspe de Son Moix (LaLiga).

Sobre Toni Amor

Entrenador de fútbol. En la isla: UD Arenal, At. Baleares y Mallorca B. Experiencia en el extranjero actualmente como segundo entrenador del Al Shabab de 1ª División saudí. Anteriormente en Al Wasl (filial) y Al Wahda (1ª División) en EAU además del Al Hilal (1ª División) en Arabia Saudita disputando seis encuentros de la Asia Champions League.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *