Afición menorquina en Badalona

67-73 fue el resultado de un partido de nuevo llevado al límite competitivo, ante un rival que obligó al Menorca a trabajar arduamente para desactivar sus mejores virtudes. Especialmente emotivos fueron los últimos instantes, empujados por el ánimo y aliento de más de sesenta aficionados -estudiantes, amigos, familiares, otros desplazados expresamente- mientras Sergi Llufriu anotaba los dos tiros libres definitivos.

20180313-aficion-basket-menorca

Fuente: Bàsquet Menorca

__________________

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *