Cúmulo de despropósitos

2019_02_22 Mallorca 05

Como tantas otras veces el Mallorca despreció una ventaja a domicilio que le daba una victoria como visitante (2-2). Todo apuntaba que en Tenerife se rompería la mala racha lejos de Son Moix pero, al final, fue el mismo equipo que vimos en Gijón, Almería, Osasuna, Cádiz o Albacete. Los canarios parecían absolutamente fuera del partido tras la renta al descanso gracias al gol de Estupiñán y el grave error de Dani Hernández aprovechado por Budimir a los dos minutos de la reanudación. Este empate, sobre todo así como se ha producido, puede dejar muy tocado a los de Vicente Moreno que han sufrido un doloroso cúmulo de despropósitos.

REINA. SALVADOR: Una vez más logró mantener al equipo con ventaja durante muchos minutos evitando que el Tenerife terminara remontando. No se le puede pedir más en los goles.

SASTRE. DISCRETO: No se prodigó en ataque ni destacó como en otros encuentros. Aunque no cometió ningún error grosero, su papel pasó desapercibido en el Heliodoro Rodríguez López.

RAÍLLO. SEGURO: Sigue la línea de los anteriores partidos ofreciendo coberturas con eficacia a los laterales. El rebote del gol del empate es un infortunio que no empaña su actuación dentro del desbarajuste general.

VALJENT. SOBRIO: Sin cometer errores importantes hizo méritos en un segundo tiempo en el cual el equipo tuvo que defender en su campo durante muchos minutos y él, más concretamente, dentro del área propia.

ESTUPIÑÁN: DESCONCERTANTE: Alterna luces y sombras en su actuación con acciones de fuerza física descomunal que le permiten tener llegada y gol, pero también provocar dos tarjetas y su expulsión al principio y el final del encuentro que menguaron al bloque.

Celebración del tanto de Estupiñán en Tenerife. Foto: LaLiga.
Celebración del tanto de Estupiñán en Tenerife. Foto: LaLiga.

PEDRAZA. CUMPLIDOR: Sin estridencias completó un encuentro correcto durante los minutos que estuvo sobre el terreno de juego antes de ser sustituido en el segundo periodo.

SEVILLA. DESCONOCIDO: Noche gris del futbolista andaluz sin lograr tomar la batuta del encuentro y permitir al equipo tener el ritmo adecuado en cada momento. Jugadores como él son necesarios para no entregar tantos balones al contrario.

RODRÍGUEZ. INTERMITENTE: No fue su mejor encuentro de la temporada. Apenas apareció en ataque como la semana pasada ante el Lugo y tampoco aportó excesivamente para ayudar a Sevilla y Pedraza en marcar el ritmo del partido.

ARIDAI. GRIS: Estuvo poco participativo así como poco acertado de cara a portería como se demostró en el remate de cabeza en el inicio del encuentro y, con cero a uno, en el mano a mano con Dani Hernández.

LAGO. DESAPARECIDO: Desde la asistencia a Estupiñán en el primer gol, apenas apareció de nuevo en el juego siendo uno de los partidos más apagados del jugador más importantes en ataque de los rojillos.

BUDIMIR. LUCHADOR: Su papel en el primer tiempo logró dar oxigeno al equipo cuando lo necesitaba luchando y aguantando el balón cuando era necesario. Participó en el primer gol y estuvo oportunista en el segundo. Poco más se le puede pedir.

LOS CAMBIOS. El técnico valenciano dio entrada a Suárez, Baba y Stojiljkovic sin lograr cambiar el escenario de un partido que se iba poniendo cada vez más peligroso para el Mallorca.


Portada: Rostros desencajados en los jugadores rojillos al dejarse empatar en Tenerife (LaLiga).

Sobre Joan Bibiloni

Ha sido director técnico del fútbol base del At. Balears y Platges de Calvià además de acumular 12 años de experiencia como secretario de la escuela de entrenadores. Ex seleccionador balear sub-18 masculino y sub-18 y 25 femenino.

Deja un comentario

*

Acepto la politica de privacidad *