El imperio Sky

Los Alpes pusieron de manifiesto el irrefutable poderío y dominio del Sky Team. Empezamos con un esplendoroso Egan Bernal tirando de estilo y de la grupeta de favoritos. Trabajando para otros, silente gregario e impasible ante cualquier porcentaje altimétrico, ha sido la perfecta imagen del lugarteniente que cualquier líder desea para si. Pero resulta que no hay un líder, hay dos. Egan no distingue, ejecuta el plan trazado y convierte el ciclismo en un deporte de equipo. Y hete aquí donde empieza y está la historia de este Tour. Un Sky repleto de estrellas donde un gregario de lujo, llamado a cotizadas cotas, se encarama al escalafón más alto del podio rememorando otros duelos que forman parte de la historia y de la épica de este deporte. El galés Geraint Tomas, vencedor de la última Dauphiné y de una Paris-Niza que le otorgan visados homologados para aspirar a la Grand Boucle, se ha mostrado como el más fuerte en la semana alpina. El aval de dos etapas ganadas, con afinada estrategia y la solvencia de un campeón, han descolocado apuestas, comentaristas y entendidos que veían a su compañero y líder de equipo, Chris Froome, camino de su quinta corona.

Auguro que será muy cerquita del cielo donde el Imperio Sky descubrirá al emperador elegido para conquistar París.

Aspirante Dumoulin

No es nueva la película. Hace más de treinta años la carrera enfrentaría a Hinault y Lemond, ambos integrantes del equipo La Vie Claire. También fue el Alpe d´Huez testigo de una de las imágenes más icónicas de la historia del ciclismo. Se impondría el dictado de la naturaleza. En la cima ideal, Lemond acabaría bendiciendo el adiós definitivo del gran campeón francés a la carrera que más amaba. En aquella edición irrepetible cuenta la leyenda que hubo intrigas de todo tipo. No sabemos si el ambiente en el Sky es tirante o se asume como un éxito tener dos opciones más que probables. La tercera y definitiva semana tiene la respuesta. En esta, Froome siempre ha rematado sus últimos triunfos, léase Tour-Vuelta y Giro, por lo que además de un buen estado de forma cuenta con la experiencia. ¿Podrá Geraint Tomas mantener el tiempo que tiene sobre el inglés?. El imperio británico solo tiene una amenaza y su nombre es Tom Dumoulin. El holandés es el colaborador necesario de la situación. Su talento, momento de forma y presencia intimida y cohíbe la libertad de movimientos de los británicos. Cualquier ataque de Froome o Martin cuenta con la respuesta de un Dumoulin, que aspira a todo, como coartada y alianza interesada.

2018_07_23 Sky 01

Decepción Movistar

La semana que termina confirma la decepción de los Movistar y, más particularmente, de Nairo Quintana. El colombiano ha demostrado finalmente ser un corredor inofensivo para los intereses de los realmente favoritos. Su planificada apuesta de llegar al Tour sin desgaste alguno, más que una ventaja está teniendo un efecto amnésico. A Quintana se le ha olvidado lo que significa competir. ¿Y Landa? Tienen en los Pirineos su última oportunidad para recuperar tiempo y crédito. Hay otros corredores que hacen grande este deporte y que ven como sus hazañas y gestas heroicas quedan en el olvido a muy pocos metros de la gloria. Dos de ellos, Mikel Nieve y Steven Kruijswijk, lo dieron todo en sus respectivas escapadas de La Rosière y Croix de Fer. Y a pesar de algunos desalmados que amenazan la competición asaltando a los ciclistas a su paso, estos consiguieron con su esfuerzo honrar su profesión y deporte. Gloria Eorum! A diferencia de ellos hubo uno que sí consiguió vencer a lo grande. Omar Fraile logró así la primera victoria española en este Tour. El corredor del Astana se metió en la escapada buena, toda integrada de ciclistas de gran nivel, lo que revaloriza aun más un triunfo que acaba con la sequía española de dos años.

Semana decisiva

Finalizada la semana de los Alpes llega la última y decisiva con etapas pirenaicas en la que aparecen cumbres como Peyresourde (15 km a l 6,7%), Val Louron (7,4 km al 8,3%), Col de Portet (16 km al 8,7%), el ilustre Tourmalet (17 kms al 7,3%) o el Col d´Aubisque (16 km al 5%) entre otros. De tener que elegir, liberen su agenda para el miércoles con una etapón histórico. Carrera de sólo 65 km, con dos puertos de primera y uno fuera de categoría. Llegada en alto. Pura dureza, potencia de principio a fin, espectáculo de Formula 1 a pedales. Máximo stress sin tregua. Expectación máxima. Auguro que será muy cerquita del cielo, casi rascando las nubes, donde el Imperio Sky descubrirá al mundo el emperador elegido para conquistar París. Estén atentos.

Sobre Fernando Gilet

Actual presidente de la Federació de Ciclisme de les Illes Balears. Retirado de la política, fue teniente de alcade de Cultura y Deportes de Palma (2011-15).

1 comentario

artista, eres un artista. ¡Qué entusiasmo! Trasmites delirio por la bicicleta y los esforzados que sobre ella compiten. Aguardo el comentario de la victoria de Thomas. Que no la derrota de Froome.

Deja una respuesta

*

Acepto la politica de privacidad *